Aceite de ricino: los beneficios del cosmético natural más viral del momento

Se ha convertido en un básico para muchos por utilidad para la piel, el pelo y las pestañas

Mano de mujer sujetando un pequeño recipiente de aceite corporal
El aceite de ricino es un gran aliado de la salud de la piel | Kelly Sikkema
 

Es probable que hayas oído hablar del ricino pero que lo relaciones con algo totalmente tóxico. Si has visto Breaking Bad, sabrás que Walter White se refiere a la ricina, toxina que se extrae de las semillas del ricino, como un “veneno extremadamente efectivo, es tóxico en pequeñas dosis y también bastante fácil de pasar por alto en una autopsia”. Pero en este caso no venimos a hablarte de la toxina ni de la semilla de ricino en sí, que cruda sí que es tóxica, sino del aceite que se extrae de esta, cuyas propiedades ventajosas puedes comprobar tú mismo.

Se trata de un aceite natural cuya concentración de toxina es ínfima y que contiene minerales, proteínas, vitamina E y ácidos grasos esenciales. Es por eso que se ha convertido en la base de muchos jabones, productos cosméticos, aceites relajantes y de masajes, e incluso medicamentos.

Ofrece muchos beneficios para la salud en general, pero en este artículo nos vamos a centrar en aquellos que aporta a tu piel, tu cabello y tus pestañas.

Beneficios del aceite de ricino para la piel

Este aceite tiene múltiples beneficios para la piel. En primer lugar, es muy hidratante, algo que va genial para las pieles más secas y contra las arrugas. Además, gracias a la vitamina E, ayuda a suavizar manchas, cicatrices y estrías. También ayuda a eliminar infecciones en la piel y acné. Sí, efectivamente, aun siendo un aceite puede hacer que desaparezcan los granitos porque es antimicrobiano.

Por último, destacan también sus propiedades para la limpieza facial y la reducción de las ojeras, así como para calmar la piel después de quemaduras o picaduras de insectos.

Beneficios del aceite de ricino para el cabello

Entre los beneficios para nuestro cabello quizás el más llamativo es que ayuda a acelerar el crecimiento si lo aplicamos directamente sobre el cuero cabelludo o lo mezclamos con el champú habitual. Obviamente con posterior aclarado.

Pero también sirve para eliminar la molesta caspa que aparece con más frecuencia en épocas de cambio, sobre todo primavera y otoño, para darle brillo a nuestro cabello, para realzar el color y para evitar las puntas abiertas. En el primer caso, la mecánica será idéntica a la descrita para el crecimiento del cabello, y en las tres restantes, aunque también sirve de esa forma, tiene un mayor éxito si lo aplicamos como sérum, sobre todo en las puntas, y lo dejamos actuar un rato antes de meternos en la ducha.

Beneficios del aceite de ricino para las pestañas

Igual que hemos comentado que hace crecer el pelo, también hace lo mismo con las pestañas. Actualmente las pestañas largas están totalmente de moda (siempre lo han estado, pero con el auge de las extensiones y la obsesión de las influencers por ellas todavía más), y conseguir un crecimiento natural será mucho más saludable y, sobre todo, para siempre, que es lo que buscamos.

La forma más recomendada de aplicación es por la noche, después de desmaquillarte, con la ayuda de un cepillo de pestañas que bañaremos en un poco de aceite y aplicaremos directamente. No debes añadir mucha cantidad, ya que la intención es dejarlo durante toda la noche. Por la mañana normalmente no queda rastro de aceite, pero si te notases las pestañas apelmazadas simplemente tendrías que lavártelas con un poco de agua.

Dónde comprar aceite de ricino

Hay muchas marcas distintas y muchas tiendas donde poder comprarlo, pero nosotras hemos probado uno que nos ha funcionado muy bien, y ese es el que recomendamos. Es de la marca Naissance y lo puedes comprar en Amazon por solo 9,99€.


Comentarios

envía el comentario