El acné en adultos: causas y soluciones

Es una problemática poco visibilizada pese a afectar a un tercio de las mujeres de más de 25 años

Foto de archivo de una chica pelirroja
Los cambios hormonales pueden afectar a la piel y traducirse en acné | Speckfechta

Aunque el acné se considera un problema principalmente de jóvenes, en especial durante la pubertad, lo cierto es que muchos adultos también lo sufren. Al no estar normalizado, muchos de ellos creen que es algo extraño, pero aproximadamente el 30% de las mujeres y el 7% de los hombres de más de 25 años tienen acné.

Es cierto que el porcentaje en jóvenes es mucho mayor, pero no deja de ser algo bastante común también en adultos, y por eso es esencial localizar qué lo causa, cómo puede evitarse y cómo tratarlo.

Causas del acné en adultos

En la mayoría de los casos, el acné en adultos está producido porque la grasa que se genera en las glándulas sebáceas obstruye los poros de la piel. Eso puede causar el desarrollo de bacterias que provocan la infección.

Otra de las causas comunes es la mala higiene de la piel. La contaminación y el maquillaje entran en los poros y pueden obstruirlos, causando los molestos granitos.

En cuanto a las mujeres, los cambios hormonales pueden tener mucho que ver. La ovulación, las menstruaciones y los embarazos afectan a la piel y causan desequilibrios hormonales. Los hombres también pueden tener desequilibrios por un exceso de producción de andrógenos, pero se trata de algo menos común.

Por último, entre las causas más comunes del acné en adultos también destacan factores como el estrés o cambio de rutinas, y la toma de ciertos medicamentos, como por ejemplo los corticoides.

Cómo solucionar el acné en adultos

Ante todo y para prevenir el acné es necesario tener una muy buena higiene corporal, en especial en la cara. Lavarse la cara al llegar a casa, al irse a dormir y al levantarse, y utilizar cremas según el tipo de piel, para mantenerla siempre hidratada.

Siempre se debe tener en cuenta que el acné suele ser muy infeccioso, por lo que no se deben tocar los granos ni apretarlos, y mucho menos seguir tocándose la piel después de hacerlo. Eso solo hará que aparezcan más y la situación empeore.

Aquellas personas que tengan desajustes hormonales deberán consultar con su médico habitual. A algunas mujeres les recetan anticonceptivos para que regulen estos desajustes, y en muchos casos los resultados son muy notables.

Existen múltiples tratamientos específicos dependiendo del tipo de acné y de piel, por lo que, en caso de tener acné y no poderlo prevenir ni paliar sus efectos, será necesario contactar con un especialista, que te recomendará la mejor solución para tu problema específico.


Comentarios

envía el comentario