Diverses unitats de llimones de la varietat Verna

¿El agua con limón es tan beneficiosa como dicen? Te lo contamos todo

Esta combinación tiene sus ventajas, pero también sus desventajas a la hora de convertirla en una rutina diaria

El agua con limón está en boga. Esta mezcla cítrica ha conseguido colarse hasta en las rutinas matutinas de los famosos.

Beber agua con limón en ayunas es bueno para el organismo. Este cítrico tiene muchas propiedades beneficiosas. Aporta vitamina C  y tiene minerales y antioxidantes. Además, si se mezcla con agua es la combinación perfecta para mantener un cuerpo sano. Pero no todo lo que se oye por ahí sobre el agua con limón es cierto al cien por cien.

Los mitos y verdades más comunes

Eso de que el agua tibia con limón en ayunas previene el estreñimiento es una verdad a medias. Es el agua templada o caliente la que lo previene. Es un remedio casero de toda la vida y estimula el tracto digestivo. Lo de añadirle limón y simplemente para darle sabor, no porque tenga un efecto laxante.

Lo de beber agua con limón en ayunas para disolver la grasa y adelgazar también tiene su parte de mito. Una cosa es que se use para depurar, pero de ahí a que sea un milagro para adelgazar hay un trozo. Lo mismo ocurre con eso de que como el limón tiene un alto nivel de polifenoles previene el aumento de peso porque tiene un poder saciante y actúa contra la grasa. Una cosa es limpiar un poco el cuerpo y otra perder peso sin hacer nada más que beber agua con limón.

Además, eso de que esta mezcla depura toxinas no está avalado científicamente. Por eso hay que tener cuidado con hablar de depuraciones corporales. El cuerpo por sí mismo ya tiene órganos que se encargan de esta función.

Otra afirmación popular que no está demostrada por la ciencia es que gracias a sus propiedades alcalinas el agua con limón evita el desarrollo de células cancerígenas.

Tomar agua con limón tampoco es un escudo protector contra todos los virus que existen. Las cantidades diarias recomendadas de vitamina C son de 90 mg/día en hombres y 75 mg/día en mujeres. Con un vaso de agua y limón no se llega. Así que cuidado con afirmar que previene los resfriados y la faringitis.

Además, de falsos mitos sobre los efectos que genera en el organismo, también hay otros que tienen que ver con la apariencia física.

Los alimentos ricos en vitamina C como el limón es cierto que estimulan la creación de colágeno. Éste ayuda a mantener una piel firme y radiante. No obstante, los dermatólogos advierten del peligro de tomar el sol si se toman demasiados cítricos.

Si cada día tomas un vaso de agua con limón puedes llegar a tener ardor e incluso úlceras de estómago. El motivo es que el limón activa la pepsina, una enzima del estómago que descompone las proteínas. El reflujo de los fluidos digestivos puede activar estar moléculas y estimular los ardores.

Además, también puede afectar a los dientes. Los ácidos del limón son especialmente corrosivos para su esmalte y sus azúcares alimentan a las caries.

Así que si opta por mantener el agua con limón como rutina diaria ten en cuenta los pros y contras. En caso de duda siempre puedes consultar con un experto. Y recuerda que cualquier abuso nunca es bueno.