Chenoa en el plató de 'El Hormiguero'. 1 de febrero de 2018

Chenoa la lía cortándose el pelo ella misma

La cantante a cambiado de look en directo, pero no todo ha ido tan bien como esperaba

Dicen que después de una experiencia traumática, como una ruptura amorosa o una decepción en el trabajo, muchas mujeres deciden cambiar de look. Parece que en esta cuarentena muchas se han puesto de acuerdo también para hacerlo. Ya sea por la abundancia de tiempo libre, el aburrimiento, las ganas de cambio o la ilusión de probar cosas nuevas, la realidad es que hemos podido ver muchos nuevos estilismos.

Una de las famosas que se ha sumado al cambio ha sido Chenoa. La ex triunfita tenía previsto casarse el 14 de junio con el urólogo Miguel Sánchez, pero la boda se ha tenido que aplazar a causa del coronavirus. Y quizás este retraso haya influido en que se haya atrevido a hacerse un cambio 'a lo loco'.

«¡No os cortéis el pelo en casa!»

La cantante lucía una larga y preciosa melena, pero ha decidido que era momento de cortarse el pelo. El problema es que lo ha hecho ella misma en directo y sin seguir instrucciones, y eso ha hecho que haya tenido algún que otro percance.

Ella misma ha ido explicando el proceso a sus seguidores a través del directo en Instagram. «¡No os cortéis el pelo en casa!», ha recomendado, alegando que por delante le ha quedado bastante bien, «pero cuando me doy la vuelta... ¡Madre mía! Me he pegado un buen trasquilón».

Para arreglarlo ha decidido coger de nuevo las tijeras y volver a cortárselo para igualarlo. Y, aunque muchas seguidoras le recomendaban que no lo hiciera ella sola, finalmente ha conseguido arreglarlo y le ha quedado muy bien.

Posteriormente, Chenoa ha subido una fotografía con el cambio de look en el que se le ve la melena más corta, pero que le da un toque fresco. Además, así lo ha saneado y le crecerá más fuerte. 

Aun así, parece que no ha querido despedirse de su anterior melena larga y ha optado por ponerse de vez en cuando unas extensiones  de la marca 'Extensionmania' para tener lo mejor de los dos mundos. ¡Y la verdad es que ambos estilos le quedan genial!