Como desinfectar bien tu coche de coronavirus

Una buena limpieza ayuda a no propagar el virus en el interior del coche

Imagen de un cliente en un concesionario con mascarilla.
La desinfección del coche es fundamental para protegerse | EFE/Fernando Bustamante

Disminuir el riesgo de contagio en estos últimos meses se ha convertido en algo fundamental del día a día de los ciudadanos. Una buena desinfección ayuda a no extender más el COVID-19.

Con la llegada de la ‘nueva normalidad’ la libre movilidad volverá para todos. El uso del vehículo como medio de transporte privado se verá considerablemente incrementado en los próximos días.

Consejos para tener un coche limpio y preparado 

La primera recomendación es hacer una revisión técnica al vehículo si ha estado mucho tiempo inmovilizado. La batería y otros sistemas internos se han podido ver afectados.

Después de comprobar que todo está en perfectas condiciones, quítate los guantes que hayas usado en el exterior. Si estos estuviesen contaminados estarías introduciendo el virus en el interior del vehículo. Ponte otros nuevos, si pueden ser de látex mejor, y es recomendable el uso de mascarilla también.

Los tiradores de las puertas, el volante y la palanca de cambios deben ser desinfectados antes y después de usar el vehículo. También el retrovisor, el cinturón y los comandos de las puertas, ya que son los elementos de mayor contacto cuando se usa el coche.

Para llevar a cabo esta tarea de limpieza usa un líquido hidroalcohólico con papel de cocina o un trapo. Si eliges esta última opción lávalo después a más de 60 grados.

El salpicadero es un importante foco de bacterias también ya que, al estar frente a los pasajeros, está expuesto a microgotas con posible carga viral al respirar o al hablar. Además, sobre él se dejan cosas, se utiliza para cambiar la radio,  los controles de climatización y programar la ruta. Para limpiarlo usa una bayeta específica para la zona.

La calidad del aire en el interior del vehículo es muy importante. Para que ésta sea la mejor debemos comprobar que las rejillas de ventilación están completamente limpias. Para ello se puede usar una aspiradora o un pincel. Si prefieres los aerosoles, el formato spray es una buena opción para desinfectar el sistema de climatización.

Las alfombrillas acumulan mucha suciedad. Hay que tener en cuenta que están en contacto directo con el calzado de los usuarios y estos con el suelo de la calle. Se pueden aspirar primero y después usar un producto virucida certificado por el ministerio de Sanidad para desinfectarlas.

Las ventanillas también tienen mucho contacto con el exterior. Es recomendable desinfectarlas con un buen producto y después darles con un limpiacristales que elimine las manchas que puedan dificultar la visión.

Finalmente, hay que recordar que el uso de amoniaco y lejía es totalmente desaconsejable. Estos productos podrían dañar el material del interior del vehículo.


Comentarios

envía el comentario