Foto de dos personas con un colchón

Consejos para elegir un buen colchón: todo lo que tienes que saber

Te mostramos los colchones baratos perfectos para este verano

Tener un buen descanso se ha convertido en una de las claves para ganar calidad de vida. Dormir sobre un buen colchón garantiza un sueño de calidad, reduce los dolores de espalda y hace que tengas más energía y mejor humor al día siguiente. Por eso es importante saber elegir el mejor colchón.

Lo primero que tienes que saber es que el mejor colchón depende de tus necesidades. En este post te enseñaremos a elegir los colchones baratos perfectos para el verano. Esto te será de mucha utilidad si tienes segundas residencias o invitados, y buscas un colchón con buena prestaciones y uso esporádico.

Mejores colchones para el verano

Cada vez más personas cuentan con una segunda residencia para pasar los meses de verano, o muchos de los fines de semana del resto del año. En primavera se suelen hacer los preparativos en los hogares. Este es un buen momento para renovar los colchones de tu segunda residencia.

Lo más importante es conseguir el equilibrio entre calidad y precio, con el objetivo de encontrar una línea de colchones más económica. Hay una amplia gama de colchones baratos de viscoelástica, de muelles o espumación. También hay packs con canapés a buen precio para renovar las camas al completo. 

Dos personas en un colchón
Acierta con el colchón que mejor se adapta a tus necesidades | Archivo

Se trata de invertir en nuestro descanso sin hacer un gran desembolso, ya que se trata de habitaciones no habituales. Puedes conocer la gama de productos que se ofrecen en el mercado a los mejores precios y con las mejores prestaciones. Pero para ello tienes que conocer algunos consejos para elegir colchones.

Tres consejos para elegir un buen colchón

Para elegir un buen colchón a buen precio es necesario conocer las características de un buen producto. A continuación te detallamos las prestaciones de un buen colchón. Tenlo en cuenta a la hora de escoger el tuyo, y compara precios en el mercado.

1. Que sea transpirable

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir un colchón es que sea transpirable para evacuar todo el calor que desprendemos al dormir. Si estás pensando en comprar colchones para segundas residencias en verano debes tener en cuenta dos cosas: el precio y que sea transpirable. 

Un detalle importante es que el resto de los elementos de la cama también deben permitir una buena transpiración. Para ello debemos contar con un soporte adecuado que permita la circulación del aire. En el mercado existen propuestas económicas que permiten renovar la cama para estancias esporádicas.

2. El tipo de material

Existen varios tipos de materiales para un buen colchón, y ninguno es mejor que los otros: todo depende de tus necesidades. Un colchón de espuma de poliuretano es ideal para bajos presupuestos y camas que se utilizan esporádicamente. Tienen una baja firmeza, pesan poco y son fáciles de manejar.

Si buscas un colchón mullido o adaptable, la mejor opción es la visoelástica (también conocida como memory foam). Se trata de una espuma que reacciona al calor corporal ajustándose para reducir la presión en las zonas de mayor peso. Las camas de muelles también ofrecen grandes prestaciones hoy en día.

3. ¿Blando o duro?

Es la pregunta que se hacen muchas personas cuando tienen que comprar un colchón. La firmeza de un colchón es una de las características más importantes y, una vez más, dependerá de tus necesidades. Una buena elección garantiza un descanso de calidad y menos dolores de espalda.

Si duermes de lado o pesas poco, la mejor elección es un colchón blando. En cambio, si duermes boca arriba, te mueves mucho durante la noche o tienes un peso alto, debes escoger un colchón más firme. Pero cuidado, un buen colchón no tiene que ser ni muy blando ni muy duro.