Verduras sobre fondo blanco

Jugos verdes: las mejores recetas nutritivas

Los jugos verdes son opciones naturales excelentes con beneficios únicos para adelgazar, gracias a su alto contenido en fibra.

La verdura es el principal ingrediente de los jugos verdes.  Son todos aquellos que contienen vegetales, preferible y especialmente de color verde. Por lo general, los ingredientes usados en su elaboración son vegetales de hojas verdes, dado que contienen una fuente muy elevada de clorofila.

Esto significa básicamente, como veremos, que los jugos verdes están repletos de vitaminas, oligoelementos y antioxidantes naturales, motivo por el cual son considerados muy beneficiosos.

Es más, el consumo de jugos verdes, siempre y cuando contengan toda la pulpa y la fibra de los vegetales con que han sido elaborados, es una forma excelente de obtener todos los beneficios procedentes de los vegetales.

No en vano, algunos de nuestros órganos presentan una demanda ciertamente constante. Es lo que ocurre con nuestro hígado, estómago, páncreas e incluso nuestros intestinos, los cuales tienen, en realidad, pocas oportunidades de descansar.

Pero como los nutrientes son asimilados directamente por el cuerpo, la sangre los transporta más rápidamente a todos los órganos. Y, gracias a ello, se nutren y se desinfectan para conseguir un mejor funcionamiento. Gracias a su elevada concentración en vegetales, los jugos verdes son capaces de regenerar y nutrir en profundidad las diferentes células del cuerpo.

Las mejores recetas de jugos verdes

Jugo verde de col rizada y apio

Ingredientes:

  • 2 manzanas verdes

  • Una taza de col rizada

  • 2 tallos de apio

  • El jugo de medio limón

  • Un cuarto de pepino

 

Elaboración:

En el procesador de alimentos, o licuadora, procesamos las manzanas, las hojas de col rizada, el apio y el pepino. Lo procesamos todo bien. Finalmente, exprimimos el medio limón, y lo añadimos a la preparación.

Jugo de albahaca con pepino

Ingredientes:

  • 1 cucharada de hojas de albahaca

  • 1 taza de espinacas

  • 1 pepino entero

  • Agua

 

Elaboración:

En primer lugar empezamos lavando bien las espinacas y las hojas de albahaca. Hacemos lo mismo con el pepino, que cortaremos en trozos.

Luego, introducimos todos los ingredientes en el procesador de alimentos, o licuadora, y procesamos bien. Si lo deseas, puedes añadir más agua. 

Jugo verde con agua de coco

Ingredientes:

  • Un puñado de lechuga

  • Un puñado de espinacas

  • Medio vaso de agua de coco

  • Una rodaja de mango

  • 3 tallos de apio

  • 2 peras

Elaboración:

Lava bien la lechuga y las espinacas. Pela el mango y córtalo. Lava también el apio y las peras, cortándolas en trozos tras haberlas pelado.

Luego, vierte todos los ingredientes (menos el agua de coco), en el procesador de alimentos o licuadora, y procesa todo muy bien. Finalmente, combina con el agua de coco. 

Jugo verde con cítricos

Ingredientes:

  • 2 limones

  • 3 rodajas de piña

  • ½ cucharadita de jengibre

  • 2 ramas de perejil

  • 2 peras

Elaboración:

Lavamos bien las ramas de perejil. Pelamos las peras y las cortamos en trozos. Exprimimos los dos limones, y reservamos su jugo.

Añadimos todos los ingredientes en el procesador de alimentos, o en la licuadora, y procesamos bien, hasta conseguir que se mezclen bien. 

Jugo verde con pepino y coles de Bruselas

Ingredientes:

  • 1 pepino entero

  • 1 limón entero

  •  Un cuenco de col rizada

  • ¼ de coles de Bruselas

  • 2 ramas de perejil

Elaboración:

Empezamos lavando el pepino. Luego, partimos el limón por la mitad y lo exprimimos hasta obtener todo su jugo.

Luego, lavamos también las coles de Bruselas, la col rizada y el perejil. Y lo procesamos todo en el procesador de alimentos o en la licuadora. A disfrutar.

Jugo verde de limonada de espinacas

Ingredientes:

  • 2 limones

  • 2 tazones de espinacas

  • La mitad de una piña

  • 1 manzana

  • 2 ramas de perejil

Elaboración:

Empezamos exprimiendo los dos limones hasta obtener todo su jugo. Reservamos. Lavamos bien las espinacas y el perejil. Pelamos la manzana y la cortamos en trozos, y hacemos lo propio con la piña. Procesamos todo en un procesador de alimentos, o en la licuadora. A disfrutar.

Jugo verde con col china

Ingredientes:

  • 1 pepino

  • 200 g de espinacas

  • 1 calabacín

  • 200 g de col china

  • ¼ de lima

  • Pequeñas piezas de jengibre

  • 2 manzanas verdes

  • 1 kiwi

Elaboración:

Empezamos lavando bien todas las frutas y verduras, y procedemos a pelar y a cortar en trozos pequeños las que correspondan. Colocamos ahora todos los ingredientes en el procesador de alimentos, o licuadora, empezando por las espinacas, los trozos de manzana y los pepinos.

Luego procedemos a verter el jugo en una botella de vidrio con tapa, y la reservamos en la nevera. Se recomienda consumirlo dentro de las próximas 48 horas. 

verduras sobre fondo de madera
Los mejores zumos de verduras | LND

¿Cuáles son los beneficios que nos proporcionan los jugos verdes?

Ayudan a mejorar la digestión y el tránsito intestinal

El consumo de jugos verdes ayuda a mejorar la digestión a largo plazo. De hecho, distintos estudios científicos han demostrado que los vegetales contribuyen a facilitar y mejorar el tránsito intestinal. Y, a menudo, son recomendados en caso de hinchazón abdominal, estreñimiento o desequilibrio de la flora intestinal.

Este tipo de jugos, además, son también interesantes a la hora de limpiar tanto el tracto digestivo como los intestinos, además de ser útiles para hidratarlos.

Por tanto, ayudan a reducir la inflamación intestinal, así como limitar la producción de gases. Es más, se recomiendan para personas con síndrome del intestino irritable, que, a menudo, presentan ciertas dificultades para consumir con normalidad determinadas verduras, vegetales y frutas.

Disminuyen la acidez del cuerpo, alcalinizándolo

Si se sigue una dieta demasiado ácida, o con hábitos originalmente poco saludables (como la basada principalmente en el consumo de alimentos precocinados y chatarra), el cuerpo intentará alcalinizarse por sí solo. 

Pero, cuando no se sigue una dieta alcalina, acabará recurriendo a sus reservas de elementos alcalinos, principalmente con la finalidad de restablecer el equilibrio. Esto puede originar una desmineralización progresiva, primero en las uñas, dientes y cabello, y finalmente de los órganos.

Por este motivo, el consumo regular de jugos verdes ante un desequilibrio de pH en nuestro organismo ayudarían a favorecer la neutralización de la acidez, al alcalinizar tanto nuestras células como nuestros órganos.

Desintoxican los órganos y fortalecen nuestras defensas

Una vez que los jugos verdes son digeridos y asimilados, actúan nutriendo las células, re-oxigenándolas y rehidratándolas, lo que ayudará a drenar los órganos de sus diferentes toxinas. Así protegemos el hígado y lo fortalecemos al máximo, siendo de utilidad para controlar el nivel de radicales libres presentes en el cuerpo.

Por último, también debemos tener en cuenta que no solo ayudan a purificar el organismo. También ayudará a mantenerlo en mejores condiciones, afrontando, por ejemplo, de forma más natural y efectiva los días de mayor calor, pero sin desperdiciar energía.

Ensalada preparada al lado de verduras variadas sobre mesa blanca
Las verduras son claves para fortalecer la salud de nuestro cuerpo   | LND

¿Qué verduras y frutas usar para elaborar los mejores jugos verdes?

Para conseguir una mejor digestión

Si se trata de trastornos relacionados con el tránsito intestinal, o digestivos, conviene centrarse principalmente en opciones naturales como el hinojo, la zanahoria o la remolacha.

En el caso de la zanahoria, por ejemplo, es de mucha ayuda a la hora de prevenir el reflujo gástrico, evitando con ello las molestias digestivas. La remolacha, por otro lado, actúa como laxante natural, facilitando el tránsito y limpiando el sistema digestivo en profundidad (en especial el hígado).

Por último, el hinojo es de mucha ayuda para facilitar el tránsito, disminuyendo los gases y, con ello, limitando la hinchazón abdominal.

Reducir la inflamación y los trastornos cutáneos (de la piel)

En caso de que estemos buscando reducir la inflamación o los trastornos cutáneos, puede ser muy interesante optar por alimentos como el pepino, cilantro o apio.

¿Sabes por qué? Principalmente porque el apio actúa como un potente antiinflamatorio natural, útil para combatir o regular la aparición de los brotes de acné, el eccema o la psoriasis. 

El cilantro fortalece las defensas, al estimular el sistema inmunológico gracias a la presencia de antioxidantes naturales. A la vez, combate la inflamación de forma eficaz. Además, también ayuda a controlar las migrañas, jaquecas y dolores de cabeza.

El pepino, a su vez, es tremendamente rico en agua, hidratando en profundidad el organismo, a la vez que favorece la regeneración de las células de la piel, mientras remineraliza el cuerpo gracias a su elevado contenido en silicona.

Para aumentar la energía

Los jugos verdes también pueden ser tremendamente energéticos. Especialmente en aquellos días en los que nos sentimos muy cansados, y con falta de energía, podemos escoger vegetales como la col rizada (kale) o las espinacas. Y el hinojo es también de utilidad, al igual que el limón o el pomelo.

En el caso particular de las espinacas, por ejemplo, son sumamente conocidas por su elevado contenido en hierro, útil para reducir la fatiga y el cansancio a largo plazo.

Por otro lado, el limón, el pomelo y la col rizada destacan por su elevadísimo contenido en vitamina C, mientras que la col rizada (o kale) en particular es muy conocida por sus cualidades en vitamina K.

Ambas vitaminas ayudan a revitalizar el organismo, a la vez que fortalecen el sistema inmunológico. Y en caso de que optes por el hinojo, es una opción natural con muchos beneficios para las hormonas, además de actuar como vigorizante y como regulador del sistema nervioso.

Los mejores jugos verdes
Repletos de fibra y otros nutrientes únicos, los jugos verdes son opciones naturales muy saludables. | Foto: Istock

Consejos útiles para disfrutar los jugos verdes

Escoge el momento más adecuado

Tal y como coinciden en señalar muchos expertos, el mejor momento del día para tomar jugos verdes es por la mañana, preferiblemente después de un vaso lleno de agua. Y es aún más aconsejable esperar al menos 30 minutos antes de consumir alimentos sólidos.

Al consumir nuestro delicioso jugo verde de esta forma puede actuar mejor sobre nuestro sistema digestivo, promoviendo con ello la desintoxicación de los órganos. De ahí que el tracto digestivo tenga un tiempo mayor para transmitir nutrientes a la sangre, que finalmente los transportará hasta los órganos.

Limita el consumo de azúcar

Es sumamente importante diferenciar los jugos verdes naturales, que elaboramos en casa con toda la fibra de los vegetales y de la fruta, de los zumos envasados que encontramos en los supermercados. Estos suelen contener una cantidad muchísimo mayor de azúcar, que requiere, además, de una mayor cantidad de energía para su digestión.

Además, este tipo de zumos azucarados tienden a ralentizar el proceso de la digestión de otros alimentos, por lo que acabamos perdiendo energía innecesariamente cuando más la necesitamos.

Es más, el azúcar, especialmente cuando se refina, es inflamatorio, aunque no tengamos diabetes. Y se ha demostrado que un consumo excesivo de azúcar aumenta el riesgo de sobrepeso y, con ello, finalmente también de diabetes.

Incorpóralos poco a poco a tu dieta

Si eres nuevo consumiendo jugos verdes, y aún no estás del todo acostumbrado a su sabor, puedes optar por preparar jugos verdes más afrutados y, con el tiempo, sustituirlos por preparaciones más ricas en verduras y vegetales (con menos frutas).

 
Consejos para empezar dieta ➡️

EL VÍDEO DEL DÍA