Fotografía de diferentes tubos de pastas de dientes

La emotiva lección de un tubo de pasta de dientes

Amy Beth Gardner dio una gran lección a su hija de 12 años con un tubo de pasta de dientes

Justo antes de comenzar el instituto, Amy Beth Gardner quiso transmitir a su hija de once años una valiosa lección. Esta hablaba sobre el daño que pueden causar las palabras en los demás.

Lo que no sabíamos es que con su mensaje terminaría inspirando a millones de personas. Pero lo compartió en sus redes sociales, a modo de escrito, y consiguió conmover a miles de usuarios volviéndose viral en poco tiempo.

 

La lección de la pasta de dientes

«Mi hija empieza mañana la educación secundaria. Hemos decorado su casillero, comprado uniformes nuevos, e incluso la sorprendimos con una mochila nueva. Pero esta noche antes de acostarnos hicimos algo mucho más importante que todo eso. Le di un tubo de pasta de dientes y le pedí que lo vaciara sobre un plato.

Una mujer poniendo pasta de dientes en su cepillo
Esta lección sobre la pasta de dientes te va a encantar | Cedida

Cuando terminó, le pedí de forma pausada que volviera a meter toda la pasta de dientes dentro del tubo. Empezó diciendo cosas como no puedo y no va a quedar como estaba antes mientras yo permanecía en silencio esperando a que terminara. Luego le dije esto:

Recordarás este plato de pasta de dientes el resto de tu vida. Tus palabras tienen el poder de dar vida o muerte. Como ya vas a ir a secundaria, estás a punto de comprobar cuánto pueden pesar tus palabras. Vas a tener la oportunidad de usar tus palabras para herir, humillar, calumniar y molestar a otros.

 

También tendrás la oportunidad de usar tus palabras para ayudar, inspirar, animar y amar a los demás. Ocasionalmente harás la elección equivocada; se me ocurren tres veces en esta semana que he usado mis propias palabras descuidadamente y he causado daño.

Como esta pasta de dientes, una vez que las palabras salen de tu boca no puedes traerlas de vuelta. Usa tus palabras con cuidado, Breoona. Cuando otros abusen de sus palabras, cuida las tuyas. Toma la decisión de que cada mañana tratarás de sacar palabras de vida de tu boca.

Decide esta noche que vas a ser alguien positivo en la secundaria, a ser conocida por tu amabilidad y compasión. Usa tu vida para dar vida a un mundo que la necesita desesperadamente. Nunca te arrepentirás de haber elegido ser amable». 

tubo de pasta de dientes vaciándose
Como la pasta de diente, las palabras no pueden volver a meterse una vez que se sacan | LND

La madre y fotógrafa de Cleveland (EEUU), que se ha hecho muy popular en las redes sociales, transmitió en su escrito una valiosa lección. Las palabras siempre tienen consecuencias, y no puede borrarse una vez que se han pronunciado en voz alta.

La publicación, que se hizo viral en 2016, ha dado la vuelta entera al mundo. La lección es potente y ha inspirado a los usuarios para transmitir estos importantes valores a sus hijos. Amy Beth Gardner ha seguido presente en las redes sociales, donde hemos podido saber más sobre su familia y su vocación educativa. 

Un relato inspirador

Su lección nos recuerda a un famoso microrrelato que invadió las redes sociales, como lo hizo en su momento su carta, hace algunos años. Este decía así: 

"-Coge el vaso y tíralo al suelo. 

-Listo

-Ahora pídele perdón.

-Perdón.

-¿Volvió a estar cómo antes?

-No

-¿Lo has entendido?"

vaso de cristal roto
Al igual que el cristal roto, las consecuencias de nuestros actos no se arreglan al pedir perdón | LND

Esta pequeña conversación entre dos personajes imaginarios nos enseña algo similar a lo que Amy Beth Gardner quiso transmitir aquella noche a su hija antes de que entrara en la secundaria. Los actos, al igual que las palabras, tienen consecuencias. 

Es por eso que antes de hacer o decir algo debemos pensar bien en las consecuencias. Como reflejan ambos ejemplos, las palabras no pueden borrarse, y el daño que le hacemos a los demás no se arregla con una simple disculpa. 

EL VÍDEO DEL DÍA