5 alimentos que puedes comprar en el súper y no son lo que parecen

La OCU ha elaborado una lista de estos alimentos 'fake'

Fotografia de un plato con unos cubiertos y una cara triste dibujada en él
La OCU tiene una lista de alimentos que no son lo que parecen | UNSPLASH

La Organización de Consumidores y Usuarios tiene una lista de 10 alimentos que no son lo que parecen. Aunque según explica, «la normativa de etiquetado de alimentos es clara cuando dice que este no debe inducir a error al consumidor», lo cierto es que algunas marcas usan imágenes atractivas y nombres que pueden provocar que creamos que son de X manera cuando, en realidad, no lo son. 

Según la organización, lo que hay que hacer para evitar esto es leer los ingredientes en la etiqueta del alimento, para así asegurarnos que no son alimentos ‘fake’. La OCU, además, cuenta con una campaña llamada #etiquetastrampa que pueden firmar los consumidores para acabar con ellas.

La organización ha elaborado una lista con 10 ejemplos de estos alimentos ‘fake’, para así evitar que nos engañen. De estos 10 ejemplos, hemos querido destacar los 5 que creemos que más consumimos. ¿Quieres saber cuáles son?

Carne adobada… y aguada

En los supermercados podemos encontrar todo tipo de carnes adobadas, como podrían ser los filetes al ajillo, los solomillos a la provenzal o el pavo al pimentón. Estos alimentos vienen en envases de lo más llamativos, y lo cierto es que tienen muy buen sabor. Pero según explica la OCU, estos preparados, además de tener entre un 10 y un 25% de agua añadida, cuentan con aditivos para retener esa agua, además de correctores del pH y especias colorantes. 

Zumo con leche

Según explica la organización, otro de los alimentos ‘fake’ que podemos encontrar fácilmente en el supermercado son los zumos con leche. Y es que al leer la lista de ingredientes de estos zumos se puede comprobar que solo contienen el 10-12% de leche y entre un 10 y un 14% de fruta.

Vamos, que el sabor que tienen proviene de azúcares, edulcorantes, aromas y acidulantes. La OCU, además, hace una «mención aparte» a los envases que ponen énfasis en las vitaminas que tienen para que nos da la sensación de que se trata de alimentos sanos, cuando no lo son. 

Pringles

Admitámoslo: las Pringles son una de nuestras patatas fritas preferidas. Pero… ¿De verdad son patatas fritas? Según la OCU, entre los ingredientes que aparecen en la lista de las Pringles nos encontramos con que el ingrediente principal es la patata, pero no frita.

Cuenta con patatas deshidratadas, aceites vegetales, harina de arroz, almidón de trigo, harina de maíz, emulgente, maltodextrina, extracto de levadura, levadura en polvo, sal y colorante. Por lo que, según explica la organización, «de patata frita tienen cero».

Bimbo - Rebanada estilo artesano

Según explica la OCU, los criterios que se establecieron en la normativa del pan en el año 2019 explicaba que en su elaboración «debe predominar la parte manual sobre la mecánica y tiene que estar hecho por un maestro panadero». La Rebanada estilo artesano de Bimbo parece que se las ha ingeniado para dar una imagen de su producto que no es: al poner ‘rebanada estilo artesano’ no se refiere al pan, sino a la rebanada. 

Damm Lemon

Otro de los productos destacados en la lista de la OCU es la Damm Lemon, que se supone que está hecha con «6 partes de cerveza y 4 partes de limçon». No obstante, parece que estas 4 partes de limón solo son una «pequeñísima parte de la bebida refrescante». Según la OCU, no contiene limón, sino «zumo de limón a partir de concentrado». 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de PAR DE JUMBOS (@pardejumbos) el


Comentarios

envía el comentario