Primer plano de Ana Rosa Quintana

Ana Rosa, sin tapujos, cuenta los kilos ha engordado durante la cuarentena

La presentadora de Telecinco ha revelado lo peor de la cuarentena

El tiempo libre y el encierro que hemos vivido durante los últimos meses nos ha obligado a reinventarnos y descubrir facetas hasta ahora desconocidas.

El deporte o la repostería han sido algunas de las actividades más practicadas durante el confinamiento, pero Ana Rosa Quintana no se ha decantado por ninguna.

¿El motivo? La presentadora ha tenido que acudir a su puesto de trabajo cada día para dar cobertura a la rigurosa actualidad, labor que lleva haciendo desde enero de 2005.

En el  plató de Telecinco, la madrileña ha querido hacer gala de la sinceridad que la caracteriza y ha revelado las consecuencias de la cuarentena en su aspecto físico. «He engordado dos kilos», aseguraba en pleno directo.

«No me ha dado por hacer tartas» reconocía  Ana Rosa. «Iba a por levadura para hacer pan y no había manera. Hay que comer de todo», contaba entre risas la comunicadora, provocando las risas de sus compañeros.

La razón por la que no ha podido dar rienda suelta a sus artes culinarias ha sido el mismo que el de muchos: los ingredientes se agotaban y encontrarlos en los supermercados era una misión imposible.

El hecho de que no le haya dado por indagar en la cocina, podría haber ayudado a Ana Rosa Quintana a mantener en cierta medida su aspecto físico.

'El programa de Ana Rosa' líder indiscutible

El consumo televisivo se ha incrementado durante el estado de alarma. Los programas matinales anotaron durante el mes de marzo máximos de temporada gracias al confinamiento de la población.

Pero ha habido un líder indiscutible. 'El programa de Ana Rosa' se ha mantenido líder durante los dos meses que ha durado la cuarentena.

En el mes de marzo, el programa alcanzó su mejor marca televisiva con una audiencia de más de un millón de espectadores, cifra inimaginable en los últimos tiempos.

El programa ha sido pionero por el impacto del coronavirus en España. El magazine de Telecinco reforzó su apuesta informativa y eliminó la sección de corazón de la última hora del programa.