Antonio Resines

Las otras 3 complicadas enfermedades de Antonio Resines que ahora le pasan factura

La salud del actor español está resentida desde hace tiempo

El conocido actor Antonio Resines continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Gregorio Marañón desde el pasado 22 de diciembre.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Tras contraer el COVID-19, al intérprete español se le diagnosticó una neumonía bilateral de la que, afortunadamente, ya se está recuperando.

Notable mejoría en su estado de salud

Antonio Resines sigue hospitalizado, pero parece que poco a poco va mejorando. De hecho, ya responde a los mensajes de sus amigos y familiares, según informa Nius.

El pronóstico del actor español es esperanzador. No obstante, su mujer, Ana Pérez-Lorente, aseguraba recientemente en Ya es mediodía que había que tener “paciencia” y estar pendiente de su evolución.

Priemer plano de Antonio Resines y su mujer, Ana Pérez
Antonio Resines y su mujer, Ana Pérez | Europa Press

Su situación clínica es estable y "se encuentra consciente, sin precisar ventilación mecánica invasiva y recibiendo tratamientos y oxigenoterapia a alto flujo", según el centro hospitalario. No obstante, debe permanecer ingresado todo el tiempo que sea necesario para una pronta recuperación.

Sus dolencias más sonadas

Lo cierto es que Antonio Resines tiene un historial médico complicado. Es un paciente de riesgo que ya ha tenido más de un susto con su salud.

"Le cuesta mucho respirar, él tiene los pulmones mal; es consciente, no han tenido que sedarle”, explicaba en TVE recientemente Rosa Villacastín. “Antonio Resines ha tenido cáncer, un infarto y eso contribuye a que le tengan que estar vigilando las 24 hora del día”, añadía la periodista.

El intérprete de Los Serrano sufrió un cáncer colorrectal y una angina de pecho, de la que se enteró poco antes de entrar a quirófano.

“En las pruebas preoperatorias el anestesista me preguntó si me ahogaba cuando subía un segundo tramo de escaleras y en esa época me ocurría eso. Así que me soltó: «Tú tienes una angina de pecho»", contó el actor en una entrevista para el programa de Bertín Osborne hace un par de años.

"Me metieron para el quirófano directamente. Tuve una suerte de cojones, me lo pillaron justo a tiempo y muy localizado”, añadió.

A estos dos graves problemas de salud, debe sumarle una enfermedad que padece desde hace tiempo: artritis psoriásica. Antonio Resines desveló hace tres años que padece una patología inflamatoria crónica que afecta a las articulaciones de los enfermos de psoriasis. Esta enfermedad autoinmune fue la causante de un derrame en la rodilla del actor, que tuvo que operarse por ello en 2018.

Estas dolencias del actor de Los ladrones van a la oficinahan debilitado su estado de salud y el COVID-19 solo ha hecho que empeorar su situación. Por eso, desde su círculo más cercano están pendientes de su evolución. Aunque se encuentra “estable”, la insuficiencia respiratoria aguda que sufre es motivo de preocupación.

▶️ VER VÍDEO: Cristina Pardo estalla por los mensajes deseando la muerte de Antonio Resines

Antonio Resines estaba a punto de vacunarse

Antonio Resines apostó por vacunarse contra el COVID-19 y ya llevaba las dos primeras dosis inyectadas. El actor “ha sido y sigue siendo un férreo defensor de la vacunación para todo el mundo", según su mujer.

A pocos días de recibir la tercera vacuna de refuerzo, debido a su edad, el intérprete español se contagió, según aseguraban recientemente sus más allegados.

"Había recibido solo las dos primeras dosis de la vacuna. Se encontraba a unos días de la cita para la tercera cuando dio positivo en COVID-19, lo que le impidió recibir la dosis de refuerzo", aseguró su círculo más cercano.

Inevitablemente, Resines no ha podido hacer nada para evitar contagiarse de esta enfermedad que lleva dos años asolando el mundo entero. El COVID-19 se expande rápidamente y es difícil protegerse de él, aunque no imposible. Una buena higiene de manos, mantener la distancias interpersonal y usar correctamente las mascarillas pueden ayudar a no contagiarse.