Begoña Villacís, Vicealcaldesa de Madrid en una entrevista

Divorcio político: la lideresa naranja que pone fin a su matrimonioSonado divorcio en Ciudadanos: la lideresa

La política de Ciudadanos lleva un tiempo lejos de su marido

El matrimonio de Begoña Villacís hace aguas. La vicealcaldesa de Madrid lleva un tiempo sin compartir el mismo techo con su marido.

Begoña Villacís ha pasado el periodo de confinamiento con sus tres hijas en la vivienda familiar sin su marido, Antonio Suárez-Valdés. Al parecer el matrimonio se habría dado un tiempo de reflexión antes de tomar una decisión definitiva, según han asegurado fuentes cercanas a la pareja.

La política de Ciudadanos ha reaparecido en plena forma y luciendo una estupenda figura tras el confinamiento. «Estoy en la etapa que yo llamo 'matamujeres' porque mi hija ya anda, entonces voy detrás de ella. Además, intento hacer deporte, he aprendido a correr en el sitio. He cocinado mucho más durante el confinamiento pero comidas sanas», explicó hace unos días la vicealcaldesa de Madrid.

No obstante, la gestión de la crisis también le ha pasado factura. Los niveles de estrés estos últimos meses parece que le han quitado el apetito a más de uno. No hay que olvidar que Begoña Villacís es madre de tres niñas. Ayudar con las tareas escolares  a las dos mayores seguro que también le ha dado algún que otro quebradero de cabeza.

Ahora se ha dado a conocer que además de la dieta sana, el ejercicio y ejercer de madre la ruptura con su marido también habría ayudado a su figura.

Una separación anunciada

Esta separación no ha sorprendido demasiado al entorno más cercano de la pareja. Al parecer a Antonio Suárez-Valdés los medios de comunicación no le hacen mucha gracia y su mujer está en el punto de mira de todos los flashes. «Ella es la típica tía divertida que en las reuniones sociales siempre es el centro de atención, mientras que su marido siempre permanecía en un segundo plano y parecía no pasárselo tan bien como ella», han asegurado allegados de la pareja.

Todo apunta a que el tiempo será el encargado de poner las cosas en su sitio. Habrá que esperar para conocer si la decisión de Begoña Villacís y Antonio Suárez-Valdés es definitiva o, por el contario, el matrimonio se la juega y le da una nueva oportunidad a su relación.