jorge Javier Vázquez discutiendo con Belén Esteban en el plató de 'Sábado Deluxe' el 20 de junio de 2020

Belén Esteban, muy afectada tras la bronca de Jorge Javier

María Patiño dio la última hora sobre la ahora tensa relación entre los dos amigos

El Congreso de los Diputados no es el único lugar en el que la política crea discusiones de difícil solución.

Este fin de semana asistimos atónitos al enfrentamiento verbal entre dos viejos amigos: Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban.

La discusión, que ya ha provocado ríos de tinta y miles de comentarios cibernéticos, se produjo a propósito de una crítica abierta de la de Paracuellos al Gobierno de España.

Al de Badalona no le sentó nada bien que Belén se estuviese atizando al ejecutivo de Pedro Sánchez, lo que originó una agria discusión que acabó con un portazo del presentador.

Con Lydia Lozano como presentadora accidental, aún hubo tiempo para una breve vuelta de JJ, que aprovechó para afear a la Esteban que hubiese sugerido que él vivía en una especie de burbuja, ajeno a los problemas más mundanos.

Tal fue la tensión, que la `Princesa del Pueblo´ no pudo reprimir las lágrimas y continuó en el programa visiblemente afectada.

La amistad de los dos protagonistas de este desencuentro viene de muy lejos. Y ambos han representado un apoyo el uno para el otro en circunstancias muy diversas de sus respectivas vidas.

Es por ello que, una amiga que tienen en común, María Patiño, aprovechó el espacio que conduce, `Socialité´, para hablar sobre el candente tema. 

Claramente incómoda con la desagradable situación que afecta a dos personas a las cuales aprecia, Patiño compartió que la Esteban no está nada bien por este rifirrafe.

La presentadora, que tenía información de primera mano gracias al contacto habitual que mantiene con la protagonista, dio fe del bajo estado de ánimo de la de Paracuellos. 

Señala como responsables a los políticos

Patiño tiene bastante claro que este tipo de situaciones empiezan a ser habituales y que parten del ambiente de crispación que se está dando desde el inicio de la crisis sanitaria.

Para ella está muy claro dónde se ha originado toda esta atmósfera: `Señalo como responsables a la clase política que, cuando discute, utiliza estas armas de desprecio y de intolerancia unos con los otros.´

Y tras defender que cada uno de ellos, tanto Jorge Javier como Belén, tiene derecho a expresar su opinión, que considera muy legitimada, acabó sentenciando que `Los dos tenían razón.´