El miedo de Belén Esteban a regresar a 'Sálvame' tiene que ver con Lydia Lozano

La princesa del pueblo retrasa al máximo su vuelta al trabajo

Belén Esteban en su cocina llorando por la emoción
Belén Esteban | Telecinco

A todo el mundo le tiene mosca que Belén Esteban no haya regresado al plató de "Sálvame" cuando la mayoría de sus compañeros ya lo han hecho.

Como pasa con todo relacionado con la vida de la "princesa del pueblo" ya se han desatado todo tipo de rumores. Que si tiene miedo al coronavirus, que va a cambiar "Sálvame" por "Viva la vida", que tiene pensado dejar la televisión para centrarse en ser mamá... .

Puede que la verdadera razón detrás de su ausencia sea otra bien diferente.

Lydia Lozano llorando en el plató de 'Sálvame'
Lydia Lozano se derrumba en 'Sálvame' | Mediaset

Lydia Lozano va de "zasca" en "zasca" día sí y día también

Belén estaría preocupada por el trato que está recibiendo la periodista Lydia Lozano en el programa. Ambas son de las colaboradoras más veteranas en el espacio conducido por Jorge Javier Vázquez

Esa veteranía no está librando a Lydia de recibir de lo lindo todos los días. De un tiempo a esta parte no hay emisión que Lozano no termine llorando como una magdalena o abandonando el plató.

La razón principal es el regreso al primer plano de la actualidad de un triste episodio que supuso la mayor pifia de su carrera profesional

Fue hace ya quince años. La hija del cantante Albano y Romina Power Ylenia Carrisi había desaparecido en 1994 a la edad de 24 años. Unos años después Lozano dijo que tenía pruebas de que la chica estaba viva. Se produjo un escándalo monumental y Lydia tuvo que disculparse y desdecirse

El antiguo representante de Albano, Mikel Barsa, se ha sometido en directo al polígrafo para revelar nuevos datos el caso. Y de rebote Lydia vuelve a estar en el disparadero.

Durísimos ataques por parte de sus propios compañeros

Dice la frase popular "Manolete, si no sabes torear, "pa" qué te metes." A estas alturas Lozano ya debería saber que en "Sálvame" nadie se anda con chiquitas y que los puñales vuelan en todas las direcciones. Donde las dan las toman.

La periodista agarró un cabreo morrocotudo cuando Mila Ximénez la llamó nada menos que "resucita niñas".

Carlota Corredera es otra que está aprovechando para despacharse a gusto con Lydia.

Así las cosas y visto lo visto Belén Esteban podría temerse muy mucho que en cuanto ella regrese las bofetadas cambien de dirección y aterricen todas en su cara. De ahí que esté retrasando su vuelta al trabajo todo lo posible. 


Comentarios

envía el comentario