Primer plano de David Flores Carrasco

David Flores, eufórico: la boda en la que podría estar con su madre

David Flores será uno de los invitados en el enlace de su tío

David Flores aguarda con expectación el posible reencuentro con su madre. Sabe que ese día todavía tardará en llegar, pero no pierde la esperanza. No descarta que vuelvan a verse las caras en una boda. 

Sería el próximo verano en Chipiona. Su tío Jose Fernando contraerá matrimonio con su novia Michu, tal y como adelantó ella en Diez Minutos.

Entre los invitados a la ceremonia no faltarán Rocío y David Flores, que mantienen una estupenda relación con la familia de Ortega Cano. La que no tiene tan garantizada su presencia es Rocío Carrasco, que apenas tiene trato con ellos.

 

Desde que falleciera su madre ha ido perdiendo la relación hasta el punto de que nunca se ha interesado por el estado de José Fernando. El joven lleva cuatro años ingresado en un centro de rehabilitación y muy pronto volverá a retomar su vida normal.

José Fernando Ortega, fill d'Ortega Cano i germà de Gloria Camila
José Fernando Ortega saldrá de la clínica en un mes. | Gtres

En un reportaje en la revista, Michu desvela algunos de los planes de futuro que tiene la pareja. Aparece con su hija en la casa y en el cementerio donde reposan los restos mortales de la Jurado.

Confirma que su novio saldrá de la clínica el próximo mes, algo que llevaban esperando mucho tiempo. En un principio, la intención que tienen es instalarse en Madrid. Allí residirán en una casa que les ha comprado Ortega Cano.

El objetivo es comenzar una nueva vida, lo más alejados posible de los problemas del pasado. Su pequeña, que ya tiene 4 años, será escolarizada en un colegio que ya han visto en la capital.

David Flores, encantado con la salida de su tío

David Flores y el resto de familia ve con muy buenos ojos la salida de José Fernando, sobre todo por Gloria Camila. Están muy unidos a ella y saben que durante este tiempo ha sufrido mucho por él.

El enlace todavía no tiene fijada la fecha, ya que aún deben concretar si será en agosto o en septiembre del próximo año. Lo que sí tienen claro es que será "en Chipiona, por tradición familiar de José Fernando. Él me ha dicho que le haría muchísima ilusión".

Sin embargo, a Michu le hubiera gustado vestirse de blanco en otro lugar. "Me hubiera gustado mucho en Arcos de la Frontera, en la iglesia de Santa María, que es donde bautizamos a nuestra hija", explica.

 

Ella se está ocupando de todos los preparativos, y para el diseño del traje confiará en Ana María Aldón. También tienen pensado el destino de la luna de miel.

Michu, con su hija Rocío
Michu, con su hija pequeña en una imagen de archivo. | Archivo

Uno de los más contentos por esta boda es el padre del novio. Cuenta que "Ortega quiere vernos felices y estables con la niña en Madrid". Su intención es que "nos instalemos en la capital porque quiere tener a su hijo cerca de él".

Después de varias recaídas, el diestro quiere seguir muy de cerca las evoluciones del joven. También estará a su disposición para cualquier problema que le pueda surgir. Siempre se ha preocupado mucho por él, como se ha podido comprobar en las múltiples visitas que realizaba al centro de rehabilitación.

Los preparativos marchan estupendamente, pero los problemas surgirán con la lista de invitados. La novia asegura que a José Fernando le gustaría reencontrarse con Rocío Carrasco una vez que salga de la clínica psiquiátrica.

Pero tendrá unos cuantos impedimentos para invitarla al enlace. Sobre todo tras conocerse hace unos días que Gloria Camila había interpuesto una demanda contra Rocío.

Sería un día histórico. Ya que podría ser el reencuentro de Rocío Carrasco, con sus hermanos, pero también con David Flores. Ahora, el hijo de Ortega Cano y Michu tienen que definir esa lista de invitados.

EL VÍDEO DEL DÍA:

EL VÍDEO DEL DÍA