Julián Conteras en plano medio de perfil al volante de un coche  atendiendo la prensa

El desolador panorama laboral al que se enfrenta Julián Contreras: 'Soy un bufón'

Julián Contreras no termina de encontrar su sitio en la televisión ni de encajar en ningún programa

Julián Contreras está completamente desolado después de su reciente fracaso televisivo. El hijo de Carmina Ordoñez había probado suerte en un programa de actualidad de Televisión Española.

Lamentablemente, la ilusión ante este nuevo proyecto le ha durado tres días. Y todo por un error que le ha convertido en el hazmerreír del momento. Contreras compartía plató con otros rostros conocidos como Gonzalo Miró, Irene Villa o Mari Pau Domínguez.

Sin embargo, un problema a la hora de rotular su presencia en el programa, ha provocado numerosas críticas a la cadena. 

Y es que lo presentaron como «Julián Contreras, RR.PP de la sala de bingo Copacabana», lo que muchos lo consideraron publicidad encubierta.

Un imperdonable fallo por parte de producción que Julián no se explica. "Yo en ningún momento pedí que se me rotulase así, es más, si yo en algún momento lo hubiera pedido me hubiesen dicho que no", asegura bastante molesto.

Para él, esta era una gran oportunidad de despuntar en la televisión en un programa serio y de actualidad, pero ya ha perdido toda esperanza. 

"Me parece una putada, la verdad, porque es algo que me apetecía muchísimo, estaba encantado, y si es algo que yo meto la pata, pues asumo las consecuencias", señala al respecto.

Lo que más le duele es que sea "por algo que es ajeno a la voluntad de todo el mundo y que nadie sabe muy bien como ha ocurrido", añade. De esa forma, ha tenido que despedirse del formato a los tres días de estrenarse.

Parece que la suerte en el mundillo de la televisión y los medios no le sonríe a Contreras, que comenzó con la idea de prepararse para ser actor.

De hecho, llegó incluso a tener algún pequeño papel en series como Planta 25, pero sin demasiado éxito. También ha estado como colaborador, donde le ha ido un poco mejor.

A Julián le hemos visto pasar por Espejo Público, De buena ley e incluso Hombres y Mujeres y Viceversa que fue, quizá, donde más éxito tuvo. Sin embargo, el programa de citas no terminaba de encajar con él y optó por marcharse antes de tiempo. 

Lo mismo le ocurrió de cara a realities como Gran Hermano Vip, por donde pasó sin pena ni gloria. Desde entonces, solo le habíamos visto en una breve sección del programa Corazón, presentado por Anne Igartiburu.

Allí compartía espacio con Rosanna Zanetti, mujer de David Bisbal, y su cuñada Lourdes Montes. Tristemente para él, tampoco duraba más de dos meses en antena. 

Julián Contreras, completamente desolado ante un nuevo fracaso laboral

Tantas decepciones han llevado a Julián a pensar en que no sirve para la televisión, que es lo que siempre le ha apasionado. "Yo lo llevo intentando siempre, pero la gente no me ve haciendo otra cosa que no sea lo que yo no quiero hacer", lamenta.

Parece ser que la audiencia le ha encasillado dentro de la prensa del corazón y la tertulia, por lo que no le ven capaz de hacer otra cosa. 

"La gente piensa que yo no estoy capacitado para participar en un programa de debate ni de política ni de nada", destaca. 

"No hay oportunidad", se queja el hijo de  Carmina Ordoñez. "Yo soy un bufón de la tele que es en lo que nos ha convertido la tele a todos los que nacimos en la tele. Un bufón, aprovechado y frívolo, que se ríe del pobre espectador que madruga para ir a trabajar", sentencia.

Julián Contreras se ha esforzado mucho por demostrar que es algo más que un 'hijo de', intentando con todas sus fuerzas emprender proyectos novedosos. El problema es que parece que nadie está dispuesto a darle una oportunidad para demostrar que también puede tratar temas serios y de actualidad.