Dos años de lucha: Así fue la dura batalla de Álex Lequio contra el cáncer

El joven empresario ha fallecido a los 27 años

Álex Lequio en una imagen tomada de su cuenta de Instagram
Álex Lequio ha estado dos años luchando contra el cáncer | Instagram

Han sido más dos años de lucha pero finalmente Álex Lequio ha acabado perdiendo la batalla contra el cáncer. Desde que se le detectó en marzo de 2018, han sido de meses de diferentes tratamientos, visitas a especialistas en Estados Unidos y en España, recaídas hasta que finalmente ha fallecido en la clínica Quirón de Barcelona

Como empezó todo y los primeros meses en EE.UU

Fue por un simple tirón en su espalda en marzo de 2018 cuando todo empezó para Álex Lequio. Se despertó una noche pensando que era una tontería pero la realidad es que pasó 6 horas sin que remitiera ese dolor. 

Su madre Ana Obregón explicaba, en el programa 'Volverte a ver', que le detectaron el cáncer cuando se sometió a «una pequeña cirugía con anestesia». «A las 12 entró en un quirófano pensando que no tenía nada y a las dos de la madrugada vino el médico y me dijo que tenía un tumor». 

A partir de ahí, en abril deciden trasladarse a Estados Unidos para empezar el tratamiento. El día 11 de abril entraba, acompañado de sus padres y su novia, en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, uno de los centros mejores centros a nivel mundial. 

Allí empezó un tratamiento de radioterapia de protonio, que la propia Ana Obregón confirmó no existe en nuestro país. Empezaron unos meses duros en la Gran Manzana donde el joven estuvo acompañado en todo momento de los que más le quieren, como su madre que se trasladó al país norteamericano

Septiembre de 2018: Primeras buenas noticias

Tras las primeras batallas, el 15 de septiembre de 2018 recibió la primera buena noticia. El tratamiento estaba siendo efectivo y podía iniciar una nueva fase

Así desde Nueva York, se trasladó a Nueva Jersey. Allí empezó lo que el mismo definió como «una nueva y quisquillosa etapa del tratamiento». Esta fue muy breve pues su cuerpo respondió muy bien y pudó hacer por fin aquello que tanto deseaba: volver a España. 

Vuelta a España y nuevos tratamientos

Sus más ansiados deseos se cumplirían el 27 de septiembre de 2018. Fue entonces cuando los paparazzis pudieron captar la imagen de Álex Lequio y Ana Obregón sonrientes saliendo del aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. 

Por entonces todo parecía viento en popa. Tanta era su mejora que no dudo en volver a hacer vida social en su llegada a la capital española. El 17 de octubre de ese mismo año hacía su primera aparición pública en la inauguración de un restaurante de Madrid. 

Fueron también estos meses en España la continuación de su lucha iniciado en Estados Unidos. Primero en una clínica especializada de la Universidad de Navarra, por donde pasó en octubre de 2018 y empezó con la quimio, y después en el hospital Quirónsalud de Barcelona, donde se puso en manos del doctor Balsega en enero de 2019.  

En marzo de 2019 anunció la primera victoria contra el cáncer 

«La pesadilla por fin ha terminado», así lo anunciaba Ana Obregón el 15 de marzo de 2019 en el programa 'Land Rober Tunai Show' de la televisión gallega. La actriz confirmaba que la quimioterapia, que estaba recibiendo en Navarra llegaba a su fin y que era «todo un éxito». 

Recaídas a lo largo de 2019

El primer «sustito» fue el 29 de abril donde tuvo que ingresar en un centro hospitalario durante un breve período de tiempo. Solo dos meses después, el 19 de junio, volvió a ingresar aunque el mismo explicaba que «no es nada grave y mi familia esta conmigo». 

El duro golpe llegó el 10 de septiembre. Entonces sí se confirmó que sufría una recaída de su enfermedad. Álex Lequio volvía a la casilla de salida e iniciaba un nuevo tratamiento el Quirónsalud de Barcelona. 

Sus últimos meses de lucha

Los últimos meses volvieron a ser de dura lucha para Álex y su familia. El 18 de febrero volvía a recaer y pasaba unos días hospitalizado en la Ruber Internacional de Madrid.

Durante el inicio del confinamiento, el joven empresario estuvo descansando junto a sus seres queridos en su residencia de La Moraleja. Finalmente, pero, un nuevo achaque le obligó a viajar a Barcelona donde ha acabado falleciendo en la clínica Quirón. 


Comentarios

envía el comentario