Camilo Blanes

Sigue el drama del hijo de Camilo Sesto: Su madre, con un abogado en el hospital

El hijo de Camilo Sesto continúa hospitalizado con un estado de salud preocupante

La muerte de Camilo Sesto en septiembre de 2018 dejó una profunda huella en su hijo. En este tiempo, Camilín no ha conseguido reponerse de la pérdida. Se marchaba un padre, pero también un referente en la vida para él.

Desde hace dos semanas se encuentra inmerso en otra lucha de vital importancia. Permanece en estado grave en la UCI del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, aquejado por una neumonía. Su madre asegura que tuvo una caída en bicicleta que le dejó inconsciente y que permaneció varias horas bajo la lluvia y el frío.

Pero allegados al hijo de Camilo Sesto dan otra versión bien distinta. Al parecer, habría celebrado una fiesta por su cumpleaños en su casa que se alargó varios días. La última en hablar sobre su estado es su exnovia Christina.

Le gustaría acudir al centro médico a visitarlo, pero la madre, Lourdes Ornelas, le ha cerrado las puertas. Explica a El Español que "el estado real solo lo sabe su madre, y da la información que quiere". En cualquier caso, está más tranquila porque "me dicen que va avanzando favorablemente".

Se sintió engañada por ella porque le había dicho que había pasado a planta, cuando en realidad se encontraba aún en la UCI. "La última vez que fui a verlo, ella montó en cólera y empezó a decirme que yo solo estaba ahí por las cámaras. Allí había prensa y yo no hice ningún tipo de declaración", justifica.

Montaje con Lourdes Omela y Camilo Sesto
La madre del hijo de Camilo, lo controla todo con la ayuda de una abogada. | LND

Recuerda el lamentable episodio que vivió cuando acudió al hospital a interesarse por el estado de Camilo. "Se me puso súperagresiva, me cogió de los hombros y me zarandeó. Una vergüenza", lamenta.

De vuelta casa recibió la llamada de Lourdes, "muy buenecita y suave, diciéndome que teníamos que pensar en su recuperación. Me dio pena y le dije que esto no iba a volver a pasar".

Cuando se le pregunta por cómo reaccionará el chico cuando se entere de esto, cree que no le sentará mal. Advierte que tiene "manía persecutoria. Siempre piensa que lo quieren secuestrar y que lo están grabando".

Foto del personaje
La ex de Camilín, Christina, habla sobre el chico. | Instagram

Camilo Sesto le dejó una buena herencia

Pero tampoco habla precisamente bien de su madre. El hijo de Camilo Sesto afirma que ella "no lo quiere y que lo que desea es quedarse con la herencia", relata. Compara la situación del chico con la sufrida recientemente por Britney Spears, en donde su tutor trató de inhabilitarla para gestionar su patrimonio.

Explica que Lourdes se encuentra en el hospital acompañada por una abogada. Su intención, según desvela la joven, podría ser tratar de convencer a los médicos para que hagan un informe que lo pudiese incapacitar. 

Christina desmiente que la novia de Camilín esté a su lado en el centro médico. "Primero, porque él ya no está con María, y segundo, porque la que está allí es una abogada, del mismo pelaje que ella", denuncia.

Siente lástima por el que fuera su pareja. Señala que las fiestas de tres días son habituales y que suele acudir con frecuencia a un after que es "donde venden las 'cosas ricas'. Cuando le apetece 'cogérselo rico', se coge su bicicleta o patín eléctrico y va allí".

Camilo Blanes y su madre, Lourdes Ornelas
Camilo y su madre, Lourdes Ornelas | Europa Press

Asegura que en ese local "se junta con cuatro mataos de Torrelodones, que son carne de after. Y, lo típico, paga todo", lamenta. Además, "cuando se pone así habla con todo el mundo y le da igual".

Su estado es tan malo en ocasiones, que "vete tú a saber las cosas que le harán o lo que le robarán". Añade que atraviesa por momentos de ponerse triste, de querer suicidarse, a de "repente cantar una canción de Camilo Sesto".

Niega que sea una persona derrochadora. "No compra ropa, no compra lujos, nada", señala.

El único gasto que tiene "es cuando se lo 'coge rico', que puede llegar a gastar 1000 euros". Pero eso no es mucho cuando los derechos de su padre alcanzan los "250 000 euros cada tres meses en la SGAE".

EL VÍDEO DEL DÍA