Carolina Monje y Álex Lecquio vivieron momentos muy felices a pesar de que su relación estuvo siempre acompañada por la enfermedad del joven.

Urgente: Drástica decisión de Carolina Monge tras la muerte de su novio Álex Lecquio

La joven llevaba casi dos años de relación con el hijo de Ana Obregón.

Álex Lequio ha recibido sepultura este pasado sábado en una íntima y emotiva ceremonia celebrada en el cementerio de La Paz, en Madrid. Debido al protocolo marcado en tiempos de la Covid-19, solo el entorno más cercano al joven ha podido acudir a su entierro. 

Entre ellos encontramos a los padres del joven, las hermanas de Ana Obregón y la novia del joven empresario, quienes justamente fueron las personas que no se separaron de Álex en sus últimos momentos de vida en el hospital de Barcelona.

Carolina Monje, dos años de relación con Álex Lecquio

Estos están siendo unos momentos muy difíciles, tanto para la familia como para la joven Carolina Monje, que llevaba casi dos años de relación con Lecquio. La joven está completamente destrozada tras la muerte de su chico, a quien acompañó durante su larga lucha contra el cáncer. 

El pasado viernes 15 de mayo, un día antes del entierro de Álex, la joven compartió en sus redes sociales un sentido mensaje de despedida. 

«Mi niño bonito, mi bebé de bebé, mi amor, mi luz, mi Puchum, mi TODO. Para mi siempre habrás ganado la batalla al más fuerte y al más luchador» escribía la joven en una publicación que acompañó con varias fotografías de ambos.

Ana Obregón, Alessandro Lequio y Carolina Monje en el entierro de Álex Lequio
Carolina Monje ha acompañado a los padres de su novio durante el entierro | España Diario

La joven ha acompañado a Álex en sus momentos más duros, viviendo con él las recaídas y los tratamientos que el joven asimilaba con todo el positivismo que le caracterizaba. No es de extrañar que Carolina recuerde al que fuera su chico como un luchador valiente y fuerte.

Sin embargo, la joven licenciada en Dirección y Gestión de Empresas ha querido recordar también algunos de los momentos más felices que ha vivido junto al hijo de Obregón, que han sido muchos a pesar de la lucha contra la enfermedad.

«Nuestros amaneceres en Vivood, los paseos en Santorini, los baños helados en Laponia y nuestros atardeceres en Es Vedrá. Tengo tantísimos recuerdos juntos y todos me hacen llorar de risa o de felicidad» recuerda la joven emocionada.

Discreción y privacidad 

La joven, que se ha intentado mantener siempre en un segundo plano, borró la publicación al poco tiempo de compartirla en redes sociales y decidió cambiarlo por un mensaje más breve.

«En el fondo sé que estás aquí conmigo. Lo sé, te siento muy cerca y sé que siempre estaremos juntos» sentenciaba la joven en un perfil de Instagram que ha puesto en privado tras la muerte de Álex. 

En su afán por mantener la discreción en cuanto a su vida privada, la joven habría tomado la decisión tajante de privatizar su cuenta, impidiendo que numerosos curiosos y medios de comunicación acceden a sus publicaciones libremente.

Con esta decisión, la joven prefiere mantenerse al margen del foco mediático y compartir su dolor con las personas de su entorno más cercano.


Comentarios