La enfermedad mortal de Álex Lequio: El sarcoma de Ewing

Lequio nunca ha querido revelar el tipo de cáncer

Álex Lequio durant l'esdeveniment 'The Petite Fashion Week' a Madrid
Imagen de Álex Lequio | España Diario

Hace dos años, Álex Lequio comenzaba su lucha contra el cáncer, pero no contra un cáncer cualquiera, sino contra un tipo de tumor poco frecuente y de mal pronóstico, el sarcoma de Ewing.

​​​▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos donde comentamos todos los cotilleos de España. Estaréis informados, podréis cotillear y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

Aunque su madre, Ana Obregón ya ha explicado en diversas ocasiones la enfermedad que ha acabado con la vida de su hijo, lo cierto es que siempre ha evitado hablar sobre qué tipo de tumor tenía. Lo mismo ha sucedido con el fallecido, quién a pesar de mostrarse siempre fuerte y positivo ante la enfermedad, nunca quiso desvelar que tipo de tumor padecía.

El secreto que siempre ha ocultado la familia es que su hijo padecía el sarcoma de Ewing, un tipo de cáncer de caracter extraño. Álex Lequio, según su madre, presentaba un fuerte dolor al final de la espalda, un síntoma de los más evidentes de esta enfermedad. Según se explica en un documento de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el sarcoma de Ewing suele afectar a los huesos largos de las extremidades y de la pelvis.

«El diagnóstico anatomopatológico de estos tumores es bastante complejo, porque el patólogo tiene que distinguirlos de otras entidades parecidas que se parecen entre sí, y que tienen a veces tratamiento muy distinto. Por eso casi siempre se tienen que ayudar de estudios moleculares específicos. Este es otro gran motivo por el cual es muy importante que el diagnóstico se haga en un centro de gran volumen, con patólogos expertos en sarcomas», sentencia un informe creado por la SEOM.

La gravedad de la enfermedad era tal que incluso sus padres decidieron llevar a su hijo a uno de los mejores centros de cáncer del mundo, el Memorial Sloan Kettering. Este prestigioso hospital tenía un tratamiento no disponible en España hace dos años, la protonterapía.

Una enfermedad que afecta a los jóvenes

A pesar de que es una enfermedad rara, lo cierto es que es bastante frecuente en niños y adolescentes. A pesar de que la tasa de supervivencia con enfermedad localizada puede llegar al 80%, lo cierto es que las probabilidades de sobrevivir disminuyen con la edad.

Según la Asociación Estadounidense contra el Cáncer, el sarcoma de Ewing tiene una supervivencia de un 62% en niños de cinco años. Sin embargo, aquellos que desarrollan el dolor en la parte baja de la espalda tienen menos posibilidades de sobrevivir.

Pese a tratarse de una enfermedad muy grave, lo cierto es que ni Álex Lequio, ni su padre, ni su madre han querido especificar a qué tratamiento se ha sometido su hijo para intentar frenar la enfermedad.


Comentarios

envía el comentario