Primer plano de Enrique Ponce y Ana Soria serios

Enrique Ponce ya no vive con Ana Soria y tiene en la mente a otra mujer

Se tambalea el castillo de naipes de Enrique Ponce y Ana Soria

Parece ser que el sueño de amor de Enrique Ponce y Ana Soria toca fondo. Y es que según confirma su entorno más cercano, la pareja estaría atravesando una fuerte crisis que podría llevarles a romper.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

A pesar de que decidieron alejarse del foco mediático, eso no quita que sigamos muy pendientes de ellos.

Una vecina de Ana Soria llegaba a confirmar a Socialité que los tortolitos ya no vivirían bajo el mismo techo. Un pisazo con vistas al mar que alquilaron juntos en Almería, tras lo cual también se animaban a ampliar la familia con una adorable mascota.

Enrique Ponce paseando de la mano de Ana Soria con las mascarillas puestas
Ana Soria y Enrique Ponce | GTRES

Así, Ponce se habría dado cuenta de que su relación con la estudiante se trataba de un mero arrebato e incluso se habría arrepentido de dejar a su mujer.

El distanciamiento entre Ana y Enrique es cada vez más evidente, sobre todo después de que ella le pidiese que dejase de torear.

Algo por lo que no está dispuesto a pasar, ya que no se plantea ni de lejos colgar el traje de luces. Eso habría marcado un antes y un después entre ellos, sin contar con que las hijas de Ponce y Paloma Cuevas no querrían ni verla.

Enrique Ponce con el traje de luces saluda a Ana Soria en una plaza de toros
Enrique Ponce con el traje de luces saluda a Ana Soria en una plaza de toros | GTRES

Al haber dejado Madrid, el torero ya no puede ver a las pequeñas Paloma y Bianca tanto como le gustaría, lo que le habría llevado a replantearse muchas cosas.

Si algo sigue uniendo a Enrique y Paloma es el gran cariño que sienten por sus niñas, a las que han intentado proteger por encima de todo.

Ya en el comunicado que emitieron, ellos aseguraban que "ninguna separación acabará con el cariño y el respeto que nos profesamos el uno al otro y a nuestras familias, con las que mantenemos una relación extraordinaria". 

"La vida es así y hay que vivirla, sin dramas, abrazándola con todo el cariño del que somos capaces", manifestaban.

Enrique Ponce tendría la intención de volver con Paloma Cuevas

Así, Paloma Cuevas  dejaba claro que jamás iba a hablar mal del padre de sus hijas. "Nunca voy a decir nada negativo de él. Hemos tenido un matrimonio precioso durante 24 años y un amor muy real, muy verdadero".

Mientras tanto, desde el entorno cercano a Ponce confirman que la crisis que atraviesa con Ana podría ser bastante seria. 

"La crisis existe, Enrique no acaba de adaptarse a la vida, aburrida, en Almería, y Ana espera un sí por respuesta a su intención de casarse con Ponce, un sí que brilla por su ausencia", explican.

▶️ VÍDEO: Las fotos de la espectacular casa de Marta Riesco y Antonio David Flores en Madrid

Y es que no entraría entre los planes del torero pasar por el altar, ya que no tendría del todo claro el futuro de su relación. Una opinión que no comparte con la joven abogada, que tampoco soporta verle torear.

"Además, el regreso de Enrique a los ruedos no le gusta nada a su novia. Ella esperaba que su retirada fuera definitiva, y no es así. Enrique prepara gira en América y Ana, casi con toda seguridad, no podrá acompañarle porque tiene que volver a sus estudios de Derecho".

Por otro lado, aseguran que Ponce se ha mostrado tan arrepentido, que incluso ha intentado volver con su ex varias veces. Aunque la respuesta que se ha encontrado por parte de Paloma siempre ha sido negativa. 

Enrique Ponce y Paloma Cuevas en los ABC Awards de 2016 en Madrid
Enrique Ponce y Paloma Cuevas ya tienen fecha de reencuentro | Gtres

La última vez que les vimos juntos fue con motivo de la Comunión de su hija Bianca. Una ocasión para la que decidieron tirar la casa por la ventana en la finca familiar 'La Cetrina'. 

Fiona Ferrer, gran amiga de la expareja, y asistente al evento, confirmaba que les había visto muy unidos y cómplices.

"Enrique y Paloma estaban cariñosísimos, relajados, como una familia. Fue muy bonito y muy emotivo", desvelaba.

"Después de veintiocho años de relación sería muy extraño que se llevaran mal, ¿no?", apuntillaba. Además, confirmaba que Enrique había amenizado la velada cantando y que lo hizo "muy bien".