10 famosos españoles con enfermedades crónicas: de leves a graves: 5) Felipe VI y sus grandes cicatrices

⬇️ Pincha abajo para ver de qué sufre una conocida presentadora española ⬇️

5) Felipe VI y sus grandes cicatrices

El Rey Felipe VI dándole la mano a Santiago Abascal
El Rey acostumbra a aparecer con tiritas en las manos | Gtres

 

El Rey Felipe VI (1968) padece dos enfermedades que desde el palacio de la Zarzuela siempre se han intentado ocultar. Pocos conocen las dolencias del monarca español, una más grave que la otra. El monarca padece por un lado onicofagia.

Se trata de una dolencia común en muchos españoles y es la necesidad compulsiva de morderse las uñas. Esto conlleva problemas en los dientes y deformaciones en las cutículas.

Además también puede ser el origen de verrugas e infecciones. De hecho, es habitual que el rey luzca tiritas en sus dedos a causa de las lesiones producidas por morderse las uñas en exceso.

La onicofagia ha sido catalogada como hábito nervioso. Se puede convertir en un problema más grave cuando además de la destrucción de las uñas, se produce sangrado y esto deriva en infecciones en los dedos.

Hay también un componente psicológico en este mal hábito. Quien lo padece, a menudo siente vergüenza de enseñar las manos. Tiende a esconderlas, mantienen los dedos doblados sobre la palma para ocultar sus uñas e incluso renuncia a determinadas actividades en las que haya que mostrar las manos.

Una enfermedad incompatible con la vida del Rey

En este sentido, el Rey Felipe VI lo tiene complicado. Son numerosos los actos protocolarios y oficiales en los que tiene que saludar con las manos a cientos de personas. Además, estos eventos acostumbran a tener su cuota de cámaras para inmortalizarlos.

Las causas de la enfermedad son diversas y también de índole mental y psicológico. Puede deberse a la ansiedad y el estrés o al aburrimiento. También se puede aprender la onicofagia por emulación o aprendizaje social, en este caso, entre los niños.

Para dejar de morderse las uñas existen tratamientos, pero lo importante es ser consciente del problema, analizar en qué situaciones se da y a partir de aquí empezar a ponerle remedio.

Así pues, entre las soluciones que se proponen, siempre bajo supervisión médica, está la hipnosis, el mindfulness o la terapia cognitiva conductual.

⬇️ Pincha abajo para ver de qué sufre una conocida presentadora española ⬇️