Estíbaliz Sanz y la profesión que dejó a todos sin palabras

Estíbaliz Sanz y la profesión que dejó a todos sin palabras

Estíbaliz Sanz primer plano durante una intervención en televisión
Estíbaliz Sanz tuvo una etapa final bastante complicada en televisión | Telecinco

 

Estíbaliz Sanz se dio a conocer como chica Playboy. Una portada de esta publicación en la edición española la lanzó a la fama muy rápido gracias a su generosa anatomía.

⬇️ Pincha abajo para ver qué conocida 'vedette' ha acabado peor que nunca ⬇️

Primero como modelo, rápidamente como personaje Estibaliz fue ganando popularidad, en parte gracias a su participación en Crónicas Marcianas, donde era habitual. Ya por aquel entonces, se comenta que cobraba hasta 500.000 pesetas por cada intervención.

De allí a Interviú, revista por la que pasaron muchas famosas en paños menores y a encerrarse en uno de los primeros realities de Telecinco, Hotel Glam.

Estíbaliz fue una de las concursantes estrella del espacio, junto a otros personajes como Aramís Fuster, Yurena o Pocholo Martínez Bordiu.

Con Pocholo mantuvo una historia de amor, intensa, fugaz y bastante tóxica por ambas partes. Recuperar videos de la época demuestra que aquello no era amor. Finiquitada la historia con Pocholo, Estíbaliz se sumió en una época bastante oscura, con drogas y excesos de todo tipo que la sumieron en una profunda depresión.

El trabajo de Estíbaliz Sanz que sorprendió a todo el mundo

Estíbaliz Sanz haciendo de barrendera en la calle, foto de Sálvame
Estíbaliz Sanz quedó harta de la televisión y quiso una vida más normal | Telecinco

Tras dejar atrás el mundo de la televisión y la fama, decidió ser madre. Aquello le dio madurez y responsabilidad, pero también la sumió en problemas económicos para hacer frente a los gastos que conlleva un hijo.

Volvió a Sálvame, tentada por el dinero que le ofrecían, para contar sus miserias de las épocas pasadas, pero gastado de nuevo el dinero, volvía a la ruina.

Dos años más tarde, daba a conocer al mundo su nueva ocupación: Estíbaliz Sanz se había metido a barrendera. De esta manera tenía un sueldo estable y un trabajo digno para mantener a su hijo.

Tras haber tocado fondo, decidía por fin poner estabilidad en su vida. "No se me caen los anillos por trabajar en cualquier sitio, en una fábrica o de barrendera" como ha terminado haciendo. 

⬇️ Pincha abajo para ver qué conocida 'vedette' ha acabado peor que nunca ⬇️