Kiko Rivera en el plató de Supervivientes

Alerta sobre Kiko Rivera: Suspende su reto solidario y saltan todas las alarmas

El hijo de Isabel Pantoja ha vuelto a sufrir un nuevo ataque de gota

Un problema de salud le ha vuelto a jugar una nueva mala pasada a Kiko Rivera. El hijo de Isabel Pantoja se vio obligado a abandonar el reto solidario que se había propuesto: pinchar música durante 24 horas para ayudar a la lucha contra el coronavirus.

A las 16 horas del transcurso de la sesión, el problema en el pie que lleva arrastrando desde hace años le impidió seguir la sesión. En torno a las 4 de la madrugada, el DJ sufrió un nuevo ataque de gota, una enfermedad crónica muy dolorosa que le provoca hinchazón en el pie.

Horas después, Kiko Rivera compartió una imagen de su pie. «Ahí podéis ver cómo tengo el pie después de 16 horas. Mi salud no me permite más. Gracias a todos por estar conmigo. Y siento no haberlo conseguido, pero la salud es lo primero. Os quiero», se lamentaba el DJ sevillano.

El marido de Irene Rosales promete volver a intentarlo cuando su salud se lo permita. El Dj ya tuvo que abandonar 'Supervivientes' en el año 2011 por este problema de salud, y a punto estuvo de hacerlo también en Gran Hermano Vip. En esta ocasión, el joven pudo con los fuertes dolores que padece desde hace años, y llegó hasta el final del concurso, aunque lamentablemente no pudo saborear la victoria al quedar en segunda posición.

Sus problemas en el confinamiento

 No es la primera vez que el hijo de la Pantoja sufre un percance en su salud durante el estado de alarma. Hace unas semanas, Kiko volvió a padecer otro ataque de gota, problema que le persigue desde hace años. «Estoy un poco desaparecido de las redes porque llevo casi un mes con dolores de la gota. Todavía me duele y tengo la rodilla que flipas», contó a todos sus seguidores. 

Por otro lado, Kiko Rivera también relató el pasado mes de abril sus problemas económicos durante el coronavirus. El DJ explicaba a Tamara Gorro durante un directo de Instagram que «Tenía un verano estupendo de trabajo y nos iba a posibilitar empezar a poner un colchón para mis hijas, comprarnos una casa...». Además, el marido de Irene Rosales ha visto reducidos sus ingresos y se ha visto obligado a solicitar al Gobierno la ayuda mensual que están percibiendo los autónomos. 

«He tenido que pedir la ayuda por ser autónomo. Esto me ha pillado muy jodido de pasta", decía Rivera sincerándose con la esposa del futbolista Ezequiel Garay». 


Comentarios