Isabel Pantoja junto a su madre Ana Martín

Indignación al conocer donde será enterrada doña Ana

Los dos peores enemigos de Isabel Pantoja impiden que cumpla su deseo

La muerte de doña Ana Martín, madre de Isabel Pantoja, ha sembrado un auténtico caos en Cantora, finca que la tonadillera heredó de Paquirri. Los hijos del torero fallecido, Francisco y Cayetano, están muy molestos con la cantante, pues no entienden su comportamiento. 

Isabel Pantoja ha dedicado los últimos años de su vida a cuidar de su madre, pues no ha hecho otra cosa más que estar encerrada en su domicilio. No quería que doña Ana se enterara de la guerra que mantiene con su hijo ni tampoco de la mala fama que tiene.

La cantante está completamente destrozada, pues ha perdido a una de las personas más importantes de su trayectoria. Siempre se ha comentado que la abuela de Kiko Rivera aconsejó a su hija de que se casara con un torero para dar publicidad a su carrera musical.  

Francisco y Cayetano jamás han tenido buena relación con la dueña de Cantora, pues consideran que se aprovechó de la fortuna del difunto. Según el marido de Irene Rosales, la tonadillera le prohibió tener contacto con ellos, de ahí que estuvieran tanto tiempo sin hablar. 

Isabel se sintió ofendida con sus hijastros después de que estos arremetieran contra ella tras levantarse el testamento de Paquirri. Desde entonces se convirtieron en enemigos íntimos y no han parado de pelear, ni siquiera en los duros momentos que está viviendo Pantoja. 

Isabel Pantoja quiere enterrar a su madre con Paquirri

La viuda de Francisco Rivera, uno de los toreros más míticos de los años 80, quiere que su madre descanse al lado de su marido. Está enterrado en el Cementerio de San Fernando, en Sevilla, debajo de una estatura que intenta rendirle homenaje. 

Los hijos mayores del maestro se niegan a que su padre comparta espacio con una señora a la que apenas tuvo tiempo de conocer. Es cierto que tenían buena relación, pero consideran innecesario abrir la tumba para que la tonadillera introduzca las cecinas de doña Ana.  

Isabel acaba de recibir uno de los golpes más duros de su vida y no tiene fuerza para seguir luchando, pero sin duda no se rendirá tan fácilmente. Se siente ninguneada por los hermanos de su hijo, quienes han aprovechado cualquier momento para atacarla. 

Hace un tiempo participaron en Lazos de Sangre, un programa de TVE que recordó la trayectoria de Paquirri, y contaron algo sorprendente. “En Cantora se oyen caminar las ratas”, confesaron ante el desconcierto de la dueña de la finca. 

Isabel Pantoja cambia de estrategia por el bien de doña Ana

Isabel está en horas bajas, de hecho parece haber tenido un acercamiento con Kiko Rivera, algo que parecía prácticamente imposible. Los hermanos del DJ no han tenido que luchar mucho para que la cantante cambiase de opinión, aunque sus nuevos planes también son bastante polémicos. 

Doña Ana descansará muy cerca de su yerno, aunque no abrirán la tumba para meter dentro sus restos mortales. La sevillana quiere que su madre descanse en el mismo cementerio que su marido, pues ambas personas han marcado su vida para siempre. 

La familia Pantoja exige que esta decisión se tome de manera conjunta, ya que la enfermedad de Ana Martín ha sido un completo misterio. Exigen que la cantante tenga en cuenta su opinión, pues la fallecida no solamente era madre de ella. 

Sin embargo, Bernardo y Juan, hermanos de Agustín e Isabel, están de acuerdo con que su progenitora sea enterada en el Cementerio de San Fernando. Ambos viven en Sevilla y así tendrán la posibilidad de visitar y honrar sus restos mortales. 

Cayetano Rivera y Francisco han conseguido que su mayor enemiga agache la cabeza y que no entre en una nueva guerra. Esta actitud demuestra que la suegra de Irene Rosales ha tocado fondo. 

EL VÍDEO DEL DÍA