Montaje con fotos de Kiko Matamoros y su hija Irene

Irene Matamoros, la hija de Kiko Matamoros que se sintió traicionada y rompió con todo

Irene ha estado mucho tiempo sin tener relación con Kiko

Irene Matamoros, hija de Kiko Matamoros, es una persona completamente discreta que en ningún momento ha formado parte del mundo rosa. Sin embargo, su familia está en primera línea de fuego, así que inevitablemente ella se ha convertido en un rostro bastante cotizado. Jamás ha hablado con ningún periodista, por eso cualquiera de sus movimientos está tan bien valorado.

Irene Matamoros podría haber seguido el mismo camino que sus hermanos Laura y Diego, pero ella prefiere estar al margen de la fama. Según informa el portal JALEOS, la joven se ha graduado en la Universidad Europea de Madrid, un prestigioso centro de la capital. La joven ha cursado Relaciones Internacionales, una carrera cuya matrícula anual oscila los 8.750 euros.

Kiko Matamoros y Marian Flores
Kiko Matamoros estuvo casado con Marian Flores | Gtres

Irene ha tenido muchos problemas con su padre porque han estado bastante tiempo sin hablar, pero por suerte ya han solucionado sus diferencias. Su hermana Laura Matamoros, quien saltó a la fama gracias al concurso Gran Hermano VIP, desveló el infierno que había atravesado la joven. Supuestamente Kiko Matamoros, padre de ambas, no se portó bien en el terreno económico y se centró en Ana, la hija que tiene con Makoke.

Kiko Matamoros también ha hablado de su hija Irene en más de una ocasión y muchos periodistas creen haber encontrado todas las respuestas. La joven mantiene una relación estupenda con Marian Flores, primera exmujer del colaborador, de hecho viven juntas en Torrelodones. Marian ha tenido problemas muy serios con Matamoros, motivo por el que no quiere tener contacto con él.

Irene tomó partido por su madre Marian Flores y este gesto rompió su relación con Kiko Matamoros, así que estuvieron un tiempo alejados. Diego Matamoros, hijo del tertuliano, piensa que Makoke, su antigua madrastra, tuvo mucho que ver en el conflicto. Afortunadamente todo está solucionado y Kiko ha reconquistado el corazón de su hija.

Irene Matamoros, emocionada: “Tengo una espina clavada”

Kiko Matamoros lleva mucho tiempo trabajando delante de las cámaras, así que los espectadores le conocen a la perfección. Quiere aparentar ser un hombre fuerte, pero en realidad es una persona bastante sensible que sufre por todos los que le rodean. En una ocasión habló de su hija Irene, cuando todavía no se hablaba con ella, y aseguró que quería enterrar el hacha de guerra.

“Tengo una espina clavada y una responsabilidad, sobre todo con mi hija Irene porque sé que es brillante, inteligente y estoy muy orgulloso de ella. Me gustaría decírselo a la cara. Sé que el tiempo no se recupera y que hay cosas que no tienen solución, pero sí se pueden encontrar posiciones de mejora”, deslizó Matamoros.

La hija del tertuliano jamás ha reaccionado a ninguno de los llamamientos públicos que ha recibido por parte de Kiko. Pero es evidente que se emocionó al ver a su padre hablar así de ella, de hecho actualmente tienen una relación fantástica. Todo ha sido gracias a Marta López Álamo, su nueva madrastra, quien ha conseguido que la familia Matamoros sea un buen equipo.

Irene Matamoros y la mujer que ha cambiado su vida

Irene, según ha salido publicado, siempre defenderá a su madre Marian Flores, por eso tenía una relación incómoda con Makoke, exmujer de Kiko. Pero Matamoros ya no está con ella y ha empezado una historia de amor con la modelo Marta López que parece ser perfecta. Marta ha conseguido que los hijos de Kiko Matamoros entiendan el comportamiento del tertuliano.

Marian Flores junto a su hija Irene
Marian Flores junto a su hija Irene Matamoros | Gres

Marta López Álamo tiene buena relación con todo el clan Matamoros, menos con Ana. Supuestamente Ana Matamoros siente ciertos celos de Marta porque ambas se dedican al mundo de las redes sociales. Este enfrentamiento ha hecho que el polemista de Sálvame se aleje de su hija pequeña.