La primera (y grave) mentira de Kiko Jiménez: le costó muy cara

Su historial de mentiras en televisión lastra su credibilidad

Kiko Jiménez un un plató
Kiko Jiménez | LND

Antes se coge al mentiroso que al cojo. Es lo que le pasó a Kiko Jiménez en su participación en "Mujeres y Hombres y Viceversa". Y le costó muy caro.

Miente más que habla

Reconozcámoselo: Kiko Jiménez sabe cómo mantenerse en el candelero. Ahora lo está gracias a sus  peleas con la familia de Ortega Cano y los Carrasco Flores. Su problema es que es difícil creerle porque su historial de trolas es más largo que un día sin pan.

Sí, gracias a su relación con Sofía Suescun y su ruptura con Gloria Camila le permiten seguir acaparando los focos. Pero tanto va el cántaro a la fuente que al final....

Debutó en televisión con ganas triunfar a lo grande. En su primera aparición en "Mujeres y Hombres y Viceversa" dijo: «No tenía ganas de estudiar y vi el programa en televisión y quise probar suerte» De eso hace ahora seis años. Y consiguió un puesto muy codiciado en el programa: ser "tronista".

Lástima que la jugada le saliese "rana". El programa puso su confianza él creyendo que Kiko respetaría las reglas del concurso. Y se equivocaron.

Su error en "Mujeres y Hombres y Viceversa"

A los pocos meses de su estrenó en antena se descubrió su doble juego. Kiko Jiménez se había saltado las normas y tenía una novia fuera del programa. La afortunada era una joven camarera llamada Desiré. Se supo que Kiko y Desiré estaban buscando piso en Madrid.

Una información demoledora para sus intereses que él mismo trató de desmentir. Dijo que era cierto que sentía algo por ella y que hablaban por WhatsApp pero que no estaban saliendo.

No le sirvió de mucho. A los pocos días se hicieron públicas unas fotos que le dejaban en muy mal lugar.

La mentira motivó que todas las pretendientas de Kiko se levantaran una detrás de otra y decidieran abandonar el programa. Un duro revés que obligó a Kiko a marcharse sin pena ni gloria.

Seis años después Kiko acude a los platós para hablar de los Ortega Cano. Después de su ruptura con Gloria Camila no tiene escrúpulos para atacar a la familia de la que fue su novia.

En el conflicto entre Rocío Flores y su madre Rocío Carrasco Kiko se pone de parte de la segunda.

Según Kiko: «Me posiciono con Rocío Carrasco. Lleva la razón, solo hay una verdad. No lo hago por vengarme de Rocío Flores como se ha dicho. Me da mucha pena, porque encima Rocío Carrasco se mantiene al margen, no hace más que tragar.»


Comentarios

envía el comentario