Imagen de Kiko Matamoros paseando por las calles de Madrid

Kiko Matamoros estalla contra Makoke: 'tienes un montón de infidelidades que contar'

Durísimas declaraciones en contra de la que fuera su mujer

Dicen que del amor al odio solo hay un paso. Makoke y Kiko Matamoros lo dieron hace tiempo.

Ambos van de plató en plató diciéndose de todo menos bonito. Cualquiera diría que tienen una hija en común.

Acusaciones mutuas con una niña por medio

Fueron pareja durante veinte años. En 2018 Makoke y Kiko Matamoros decidieron separarse.

Desde ese momento los dos se enfangaron en una guerra de declaraciones cuyo campo de batalla son los programas de "Telecinco".

Ambos han ido un paso más allá y se acusan mutuamente de ser malos padres.

Kiko respondía en "Viva la vida" a unas declaraciones previas de su ex en "Escalera de las emociones".

La malagueña dijo primero que Kiko la había decepcionado profundamente como progenitor. «Él es el primero que dice que es una mierda como padre», afirmó Makoke.

Kiko se mostraba contundente en la réplica: «Muchas veces yo he tenido la honestidad de decir que he sido un mal padre, pero vamos, yo a ti te considera una  madre pésima».

«No le echo nada en cara, pero sigue y sigue. Si quieres que te dé mi opinión públicamente me pareces una pésima educadora», añadía muy enfadado. 

Una acusación muy grave que pone en el centro de la polémica a la hija de ambos Anita Matamoros

Kiko hacía hincapié en que ha sido Makoke la que ha sacado a relucir los asuntos de su hija  contando muchas mentiras.

Makoke en la presentación de una campaña
Makoke | LND

La acusa de serle infiel y reconoce haberlo sido él mismo

«Tienes un montón de infidelidades que contar» añadió Kiko. A continuación él mismo confirmaba que  también él le había sido desleal a la que entonces era su pareja.

Con todo lo que más le duele es que Mokoke criticase su faceta de padre: «Uno se puede permitir el lujo de decir de sí mismo que es un mal padre, pero decirlo del padre de tu hija es tremendo. Me pareció muy sucio».

Además señalaba que había ejercido de padre del otro hijo de Makoke Javier Tudela: «Cuando has sido, además del padre de tu hija también el padre de tu hijo que no es mío biológicamente durante veinte años, me parece todavía peor».

Concluía reconociendo que es muy difícil ser un buen padre.

Kiko dijo hace poco que  le daba vergüenza  todo este asunto y que no iba a hablar de su hija porque así se lo pidió ella.

Menos mal, porque si llega a abrir la boca cuesta imaginar las perlas que hubiera soltado.