Kiko Rivera sin camiseta, con gafas de sol y gorra en la playa de Chiclana

Kiko Rivera se va de la lengua: Hacienda inicia una investigación por sus palabras

El hijo de Isabel Pantoja tiene que hacer frente a una situación comprometida

Kiko Rivera ha cometido un grave error al desvelar que tiene más de un millón de euros en el banco. Hacienda  quiere descubrir el origen de la fortuna, así que Isabel Pantoja podría recibir una mala noticia en los próximos días.  

Madre e hijo llevan un tiempo distanciados y parece que su relación está rota, pero nadie duda de que sigue existiendo sentimientos entre ellos. Incluso se llegó a especular con la posibilidad de que estuvieran fingiendo para sanear sus cuentas bancarias.  

Kiko Rivera asegura que no sufre ningún problema económico y que tiene una fortuna suficiente para mantener a su familia el resto de su vida. Sin embargo, hace apenas unos meses aseguró que dependía de una ayuda estatal para salir adelante.  

El hermano de Chabelita confesó que recibía 700 euros y garantizó que era la única cantidad con la que podía hacer frente a sus pagos. Por ese motivo, el público se ha quedado sin aliento cuando ha dicho en La Resistencia que es millonario.  

Recientemente se ha comprado un coche de 80.000 euros y parte del público está indignado con dicho atrevimiento, sobre todo sus vecinos. El heredero de Cantora debe 27.000 euros a la comunidad del piso que compró en San Sebastián de los Reyes.  

Isabel Pantoja ha sido acusada de haberse aprovechado de él para seguir aumentando su patrimonio. No obstante, las últimas declaraciones de su primogénito demuestran que la tonadillera es inocente.  

Hacienda está investigando la procedencia del dinero que el DJ asegura tener ahorrado. Es posible que el juez identifique la existencia de una anomalía, pues nadie entiende cómo ha resurgido tan rápido de sus cenizas.  

Irene Rosales comentó en Viva la vida que no disponía de ahorros suficientes para permitirse ciertos caprichos. Esa es una de las razones por las que la justicia indagará en el nacimiento de la sorprendente fortuna de su marido.  

Hacienda pone contra las cuerdas al hijo de Isabel Pantoja 

La periodista Laura Fa ha puesto sobre la mesa un debate bastante interesante. No entiende los motivos por los que las autoridades le concedieron una ayuda para gente necesitada.  

La pandemia ha devastado la vida económica de muchas familias, pero no todas han disfrutado de la generosidad del gobierno. Había que cumplir muchas normas para recibir una prestación y el hermano de Chabelita logró superar los varemos.  

Kiko Rivera ha ahorrado una cantidad de dinero desorbitada y el público considera injusto que haya ocupado el puesto de gente que lo necesitaba más. Hacienda está investigando para comprobar que no existe ningún delito en este procedimiento.  

Sus detractores insinúan que podría haber ocultado su supuesto millón y medio de euros para beneficiarse de ciertas medidas. También hay quien le acusa de estar mintiendo, pues nadie olvida que tiene deudas bastante graves.  

El portal digital Informalia ha sido el encargado de descubrir el escándalo. Todo hace pensar que el marido de Irene Rosales deberá solventar una situación demasiado comprometida.  

Recordemos que el hijo de Paquirri está acostumbrado a acudir a los juzgados. Recientemente ha iniciado un procedimiento en contra de su tío Agustín que ha salpicado a su propia madre.  

El hermano de la tonadillera ha sido acusado de cometer dos supuestos delitos. Cabe la posibilidad de que logre demostrar su inocencia y su sobrino quedaría en un lugar nefasto.  

En los últimos meses ha ganado mucho dinero gracias a los secretos que ha vendido sobre su familia. La gente confiaba en él, pero cada vez hay más espectadores que dudan de su palabra.  

Una de las grandes beneficiadas de la historia ha sido Chabelita, pues hasta este momento había sido la más conflictiva del clan. Su hermano le ha quitado el puesto y ha hecho declaraciones similares a las que ella hizo en su día.  

La diferencia es que el primo de Anabel Pantoja condenó a la joven. Ahora es la única que no le ha dejado solo durante la batalla.