Raquel del Rosario solo tiene palabras de cariño y admiración hacia su hijo mayor

Emocionante: el precioso mensaje de Raquel del Rosario a su hijo autista

La cantante celebra el cumpleaños de su hijo mayor dedicándole estas palabras de amor y admiración

La cantante Raquel del Rosario, con mucha ternura, ha dedicado unas palabras de amor a su hijo mayor: Leo con motivo de su sexto cumpleaños. En Instagram ha compartido una imagen del pequeño (con la cara pixelada), soplando las velas y rodeado de dinosaurios, que fueron los protagonistas de su fiesta.

Habitualmente Raquel se refiere a Leo como su ‘niño hada’ y ‘ser de luz’ y ha demostrado una vez más la cantidad de cosas que le enseña su hijo día a día y la delicadeza con la que le muestra todo su cariño.

Raquel del Rosario deja constancia de la celebración del sexto cumpleaños de su hijo Leo en Instagram

En la publicación la artista indicaba: «Hoy hace seis años que nacimos, él como hijo y yo como madre. Ay Leito… cuántos sentimientos me generas a diario, mi niño hada, qué difícil es a veces descifrarte, pequeño gran maestro. Por muchas más velas que soplar juntos, creciendo, sanando y soltando el control. Porque no me cabe duda, ser de luz, que viniste a eso. Feliz cumple mi amor». 

La vocalista de El sueño de Morfeo ha enseñado en sus stories los regalos que ha recibido el pequeño Leo, envueltos con papel en el que se ve a estos animales, e hinchables también con su forma. 

El marido de Raquel, el fotógrafo Pedro Castro, también ha agradecido a través de Instagram lo mucho que aprende de su pequeño. “Te quiero y doy las gracias por cada día que lega y nos regala el compartirnos”. Ambos siempre tienen palabras de agradecimiento y admiración hacía su hijo mayor y, asimismo, para el más pequeño de la familia.

Hace a penas un año que  la intérprete se sinceró acerca de su hijo Leo públicamente. Decidió explicar al mundo que su hijo mayor está diagnosticado de Trastorno del Espectro Autista (TEA). 

Ha contado en varias ocasiones que hasta los cuatro años no dijo sus primeras palabras y que, tras confirmar que no tenía problemas auditivos y tener en cuenta que los niños bilingües tardan más en hablar, le llevaron a un colegio específico donde pudieran hacer una valoración más exhaustiva.


Comentarios