Kiko Matamoros y sus cinco hijos: ¿cual es la verdadera relación con cada uno?

El colaborador de Sálvame está muy orgulloso de haber recuperado la relación con su hija Irene

Imatge d'arxiu de Kiko Matamoros
El colaborador de 'Sálvame' felicitó públicamente a su hija por sus brillantes resultados académicos | LND

El pasado mes de diciembre, Kiko Matamoros dejó muy sorprendidos a sus compañeros de 'Sálvame' al compartir en el programa que por primera vez le habían felicitado sus cinco hijos con motivo de su 63º aniversario.

«Hacía muchos años que no me felicitaban mis cinco hijos», explicó Matamoros, quien ha sufrido varios momentos difíciles con su familia. Hace unos años, su hijo Diego hizo público el mal rollo existente en el clan Matamoros. Desde entonces, han sido protagonistas de grandes enfrentamientos mediáticos.

Sin embargo, la relación con su nueva pareja, Marta López ha favorecido el entendimiento con sus hijos. «No he dejado de querer a mis hijos nunca ni de valorarles ni de entenderles incluso», afirmó el excuñado de Mar Flores.

En la tarde de este pasado miércoles, los tertulianos de 'Sálvame' se encontraban celebrando el notable de Rafa Mora en la prueba de acceso a la universidad cuando Kiko Matamoros decidió enviar un mensaje a su hija Irene: «Desde aquí quiero felicitar a mi hija Irene que ha sacado un 9’5 en el trabajo de fin de grado», confesó sin poder evitar mostrar su orgullo.

La joven, de 21 años, fruto de su relación con Marian Flores, ha conseguido excelentes resultados en el proyecto final de su carrera universitaria, de la que Kiko no quiso dar más detalles.

Irene Matamoros es el miembro más desconocido de la familia Matamoros, y ha pedido por activa y por pasiva a su padre y sus hermanos que la mantengan alejada del foco mediático.

La relación entre padre e hija se encuentra en su mejor momento, pero esto no ha sido siempre así. Irene es la espina clavada en el corazón de su progenitor. El nacimiento de la cuarta hija de Kiko Matamoros coincidió con el divorcio entre el colaborador de Mediaset y su esposa, Marian Flores, por lo que la madrileña nunca ha tenido una relación estrecha con Kiko.

En más de una ocasión, Matamoros aseguró en 'Sálvame' que quería recobrar la relación con Irene«No es que vayamos a recuperar el tiempo perdido porque es imposible, pero espero que por los menos intentemos reconocernos y, en la medida de lo posible, que me perdone», dijo en directo totalmente conmovido.

En estos momentos, ambos están recuperando todo el tiempo perdido y el novio de Marta López está más volcado que nunca en su hija pequeña.

Laura Matamoros en una foto de archivo
Laura Matamoros mantiene una excelente relación con su padre, Kiko Matamoros | LND

La relación de Kiko y sus otros hijos

Lucía es la hija mayor de Kiko Matamoros y Marian Flores. La joven vivió en primera persona los dramas familiares que desembocaron en la separación de sus padres. Hasta hace unos meses, la joven no tenía relación directa con su progenitor, pero tras el divorcio de Makoke se han alineado todos los astros, y parece que han retomado el contacto.

Diego fue el segundo hijo del tertuliano de Mediaset. Y el primero en asistir a los programas de televisión. Además de para ganar dinero, el único hijo varón de Kiko Matamoros empezó a contar su mala relación con su padre y su entonces pareja, Makoke.

El pasado mes de septiembre, el exsuperviviente se puso en contacto con su padre cuando supo la noticia de su enfermedad, y padre e hijo se han reconciliado.

Laura, es la tercera hija de Kiko y Marian. A sus 27 años, la influencer ha participado en dos realitys de Telecinco. Asimismo, es el ojito derecho de su padre y está encantada de que se hayan resuelto las diferencias con todos los miembros de su familia.

Lamentablemente la felicidad no puede ser plena para Kiko Matamoros. Hace unas semanas reconoció la nula relación que tiene en estos momentos con su hija Anita, fruto de su relación con Makoke. «He sido feliz 18 años con ella. Me he sentido querido y ella espero que se haya sentido querida por mí», expuso con evidente tristeza.


Comentarios

envía el comentario