Omar Montes en el plato de Mediaset

Omar Montes pillado en una grave y peligrosa ilegalidad

El cantante se ha saltado las normas de la fase 2 de la desescalada

Omar Montes se salta las normas. El cantante acudió a una fiesta con más de un centenar de personas en plena desescalada.

La nueva normativa vigente por la pandemia que ha asolado al mundo entero parece que le cumplirla a más de uno. El último en saltársela ha sido Omar Montes. El cantante se fue de fiesta a una casa en Pozuelo de Alarcón, Madrid, incumpliendo todas las normas.

Los allí presente fueron muy poco inteligentes. Subieron vídeos a las redes sociales que se han usado como prueba de su incumplimiento.  Según estas imágenes publicadas por los asistentes en sus perfiles de Instagram, allí había más de un centenar de personas bailando y disfrutando de la velada con total normalidad. De la distancia de seguridad y las mascarillas ni rastro.

Hay que recordar que Madrid se encuentra todavía en la fase 2. Por este motivo las reuniones de más de 15 personas no están permitidas. Y mucho menos una macrofiesta  donde las medidas de seguridad para evitar el contagio del coronavirus son nulas.

Los ex concursantes de ‘realities’ Susana Molina, Julio ‘el feroz’, Anabel Pantoja y el rapero gallego ‘Perro Arce Viejo’ fueron otros de los rostros conocidos que podían verse en los vídeos de la fiesta.

Arrepentidos por su falta de solidaridad

Tras darse a conocer la noticia, Omar Montes ha querido aclarar lo ocurrido. A través de sus redes sociales ha explicado que fue invitado para presentar su nuevo  single ‘Tinder’ y desconocía lo que se iba a encontrar allí.  «No sabía que se trataba de una fiesta. Eso es una irresponsabilidad. No se debe hacer y hay que respetar a aquellos que están en primera línea como los sanitarios. Lo siento mucho, he sido un inconsciente. Cuando las cosas no se hacen bien hay que saber reconocerlo. Os pido perdón de corazón. No he estado acertado», ha manifestado el cantante.

Otra que también ha querido pedir disculpas ha sido Susana Molina a través de sus ‘stories’ en Instagram. «Esto no va a ser una justificación, sino un perdón. Como algunos sabréis, grabé un videoclip que se estrenó el viernes y me invitaron a presentarlo. No éramos conscientes de lo que nos encontraríamos allí, de haberlo sabido no hubiera ido. No obstante ha sido una irresponsabilidad por mi parte y necesito pediros perdón. Como todos vosotros, he pasado tres meses en casa cumpliendo las normas y siento que con esto he defraudado a mucha gente. Lo siento mucho», ha dicho Susana Molina en su perfil de Instagram.

Estas disculpas no han terminado de convencer a nadie. Y es que lo lógico hubiera sido que se hubiesen ido a casa al ver semejante multitud de gente en un mismo espacio. No por ellos, sino por solidaridad por todos aquellos que luchan día a día contra el virus y por los que ya no están.