Fotografía de Paloma Cuevas toncándose el pelo y con gafas de sol

Paloma Cuevas celebra el amor tras su ruptura con Enrique Ponce

La diseñadora andaluza ha disfrutado de un bonito evento con el que celebrar su nueva vida

Paloma Cuevas está de enhorabuena. Tras unos meses complicados, la socialité y Enrique Ponce han firmado oficialmente el divorcio. Para celebrarlo, la diseñadora ha acudido a un evento muy especial: una boda.

Hace más de un año que el diestro valenciano y Paloma Cuevas anunciaron su separación. Ahora por fin la expareja puede pasar página y disfrutar de su nueva vida por separado. Mientras el torero ha encontrado la felicidad junto a Ana Soria, su ya exmujer prefiere dejar pasar algún tiempo para enamorarse de nuevo.

Paloma Cuevas sigue creyendo en el amor verdadero

A pesar de que lo suyo con Enrique Ponce no ha terminado de funcionar, la cordobesa ha querido celebrar el amor de alguien muy cercano en los últimos días.

El pasado fin de semana, la diseñadora acudía a una boda de lo más especial para ella. Paloma Cuevas presenció el enlace del hijo de su íntima amiga Cristina Yanes. Dispuesta a celebrar el amor del nuevo matrimonio por todo lo alto, la empresaria se dejaba ver estupenda.

La ex del diestro valenciano compartió uno de los momentos de la ceremonia en su sección de stories de Instagram. “Maravillosa boda, compadres”, escribía junto a la imagen en la que podía verse el bonito conjunto elegido para la ocasión.

Con un vestido ceñido en color azul turquesa con cuello halter en forma de V, la andaluza hacía gala de la elegancia que tanto la ha caracterizado durante años. A este bonito look, Cuevas incorporó una llamativa pamela en tono claro decorada con un adorno en forma de flor.

Su outfit no fue lo único que destacó en la imagen compartida para todos sus seguidores en la red social. La ex del torero por fin puede respirar tranquila y eso también se notaba en su radiante rostro. Una amplia sonrisa en la cara llamaba la atención de quienes vieron la foto.

Está claro que, aunque lo suyo con el padre de sus hijas haya terminado en divorcio, la andaluza sigue creyendo en los finales de cuento y las almas gemelas. Quién sabe si se animará a rehacer su vida más pronto que tarde y en otoño se le verá en buena compañía.

Un año de largos papeleos para llegar a un acuerdo

Mucho se ha especulado en los últimos meses sobre el pacto de divorcio de Cuevas y Ponce. Ha habido numerosos rumores planeando sobre el motivo de la demora de los papeles. Al parecer, el torero no terminaba de ver con buenos ojos las peticiones de su ex.

No obstante, recientemente han salido a la luz informaciones completamente opuestas. Según estas, habría sido la diseñadora andaluza la que habría puesto pegas desde el primer momento. Por lo visto, la forma en la que se iba a repartir el patrimonio familiar no le terminaba de convencer.

En cualquier caso, el divorcio de los padres de Bianca y Paloma ya es una realidad. Para ambos lo más importante ahora es el bienestar de sus hijas, que son quienes peor lo están pasando con esta situación. Todavía se están acostumbrando a que su progenitor tenga otra pareja diferente a su madre.

El diestro y Ana Soria continúan con su noviazgo a pesar de las voces que se empeñan en romper esta incipiente relación. Con el divorcio ya finiquitado, la joven estudiante y el torero podrían dar un paso más en su romance.

A la pareja no le importaría pasar por el altar más pronto que tarde. La idea de formar una familia también está entre sus planes y quién sabe si el próximo año Paloma y Bianca tendrá un nuevo hermanito con el que disfrutar.

EL VÍDEO DEL DÍA