La fortuna que Pau Donés dejó bien atada antes de morir

El cantante se esforzó para que su familia tuviese el futuro asegurado

Imatge d'arxiu de Pau Donés, vocalista de Jarabe de Palo
Pau Donés dejó todo bien atado antes de morir | Europa Press

El vocalista de 'Jarabe de Palo' sabía que su final estaba cerca. Pau Donés dejó sus asuntos económicos arreglados antes de marcharse.

El cantante de ‘La Flaca’ mostró siempre una actitud positiva frente a la enfermedad que padecía desde 2015. Cuando los médicos le dijeron que el final era inevitable decidió sacar fuerzas de donde pudo y cumplir su último sueño, grabar un nuevo disco. Aunque durante todo este proceso tuvo que lidiar con los dolores físicos y mentales que trae consigo el cáncer, fue capaz de terminarlo. Ésta se ha convertido en la última parte de un importante legado musical que ha dejado el de Montanuy para las próximas generaciones.

El cantante dejó arreglado todo antes de marcharse también en lo que a sus asuntos personales se refiere.

A finales de los 90, Pau Donés fundó ‘Tronco Records’, una discográfica que tenía como objetivo primordial mantener la independencia creativa y gestionar todo lo relacionado con la actividad artística de la banda. El único accionista y administrado era el vocalista de ‘Jarabe de Palo’. Sus cuentas, al parecer, estaban bastante saneadas.

En el ejercicio de 2018, la discográfica declaró unos beneficios alrededor del millón de euros, a pesar de su parón profesional por la enfermedad. La sociedad cuenta con un patrimonio que ronda los seis millones de euros. La mayoría se traduce en inmuebles en Barcelona, Formentera y el Valle de Arán. A las propiedades de ‘Tronco Records’ hay que unirle también varias otras en Montanuy (Huesca) y en el Paseo de Gracia de Barcelona.

Cambios de última hora

En marzo Pau Donés quiso dejar sus asuntos terrenales arreglados. Por eso quiso cambiar la configuración actual de la sociedad.

Dejó de ser el único administrador y nombró a su hermano Marc como administrador solidario. Será él el encargado de velar ahora por los intereses de sus herederos. Además, el cantante sucribió una ampliación de capital de 300.000 euros a comienzos de marzo.

Hace unos meses puso a la venta su casa del Valle de Arán por más de dos millones de euros. Una edificación en la que invirtió tiempo y dinero para convertirla en su refugio particular.

Además de hermanos, Pau y Marc eran amigos. Tenían una complicidad total. Tanto es así que juntos administraban solidariamente una empresa de compraventa de bienes inmobiliarios, ‘Casa Alena Bichos y Verduras S.L’.

Y es que Pau Donés tenía una carrera previa a la musical como economista y ejecutivo de publicidad. Estas habilidades supo rentabilizarlas al máximo y certificar así que el futuro de su familia estaba asegurado.


Comentarios

envía el comentario