Preocupación por los riesgos de un posible embarazo de Belén Esteban

La princesa del pueblo quiere volver a ser madre junto a Miguel Marcos en los próximos meses

Belén Esteban en un evento benéfico contra el SIDA. Madrid, 1 de diciembre de 2019
Belén Esteban quiere ser madre de nuevo | LND

El pasado 22 de junio, Belén Esteban y Miguel Marcos cumplieron su primer aniversario de boda, una ceremonia que tuvo lugar en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Ahora, un año después, la 'Princesa del Pueblo' tiene muy claro su próximo paso vital para que esta felicidad perdure: ser madre de nuevo.

Junto al hombre de su vida, como se ha encargado de repetir en numerosas ocasiones, la tertuliana está deseando volver a quedarse embarazada y dar un hermanito o hermanita a su hija Andrea Janeiro.

Han pasado ya 21 años desde que Belén Esteban fue madre de Andreíta, fruto de la relación que mantuvo con el torero Jesulín de Ubrique. La primogénita de Belén ya es toda una mujer y permanece alejada del foco mediático por voluntad propia.

La colaboradora de 'Sálvame' vuelve a sentir el instinto maternal y quiere traer al mundo a su segundo bebé. Pero la madrileña no lo va a tener nada fácil para poder cumplir su ilusión. Por todos es sabido que la ex de Jesulín sufre diabetes, una enfermedad de la que Belén ha hablado en varias ocasiones y que le podría complicar el embarazo.

Esteban sufre diabetes tipo 1, la más peligrosa de todas. Un embarazo con este factor de peligro podría conllevar graves consecuencias como un nacimiento prematuro, riesgo de aborto o preeclampsia -hipertensión crónica-. Pese a ser consciente de ello, el matrimonio quiere llevar adelante su sueño de construir una familia en común.

Por otro lado, la tertuliana de Telecinco se quedaría embarazada con casi 47 años, lo que también implica un embarazo de alto riesgo. A su edad, la reserva ovárica de las mujeres es limitada, por lo que disminuyen las posibilidades de quedarse embarazada.

Tres meses separados por la pandemia

Recientemente, Belén Esteban y Miguel Marcos se han visto obligados a estar separados durante el confinamiento. Debido a la diabetes que 'la princesa del pueblo' padece, y al trabajo de Miguel en el sector sanitario -es conductor de ambulancias-, ambos decidieron pasar gran parte del estado de alarma en casas diferentes.

La tertuliana de Mediaset se quedó en la casa familiar de Paracuellos del Jarama junto a su hija Andrea, que regresó de Londres a principios de marzo.

El 1 de junio, Miguel y Belén se reencontraron y ahora tienen claro su camino: tener un hijo en común y darle, por fin un hermanito a la hija de Jesulín de Ubrique.


Comentarios

envía el comentario