Raquel Mosquera

'Raquel Mosquera está peor que la última vez': su entorno se prepara

El estado de salud de la peluquera mantiene en alerta a su familia

El nuevo ingreso hospitalario de Raquel Mosquera ha pillado a todos por sorpresa. La viuda de Pedro Carrasco tuvo que ser nuevamente ingresada debido a un brote psicótico hace más de una semana.

Diez días son lo que la peluquera lleva internada, pero no ha sido hasta el pasado fin de semana cuando trascendía la noticia. Viva la vida era el espacio encargado de informar sobre la última hora del estado de salud de Raquel.

Mosquera, que padece un trastorno de bipolaridad por el que está medicada, sufrió un nuevo brote psicótico. Como consecuencia tuvo que ser ingresada en el Hospital Puerta del Hierro de Madrid, donde permanece aislada.

Al parecer, su familia estaría especialmente preocupada por su estado, ya que parece ser más grave de lo que se pensaba. Hace unos meses sufrió un episodio similar tras las declaraciones de Rocío Carrasco, pero en esta ocasión su estado es más delicado.

El entorno de la peluquera en alerta tras su empeoramiento

Después de que el programa de Emma García informara sobre la última hora del estado mental de la viuda del exboxeador, Socialité aportaba más información.

Javier Álvarez, representante de la peluquera, atendía a María Patiño con unas declaraciones que hacían saltar todas las alarmas. "Está peor que la otra vez", comenzaba diciendo. "En la otra ocasión, sufrió ese brote psicótico diagnosticado por la enfermedad", añadía.

"Yo creo que ha sufrido una continuación; el nivel de todo tipo de químicos que tenemos en nuestro cerebro hay que equilibrarlo", explicaba Álvarez. Además, el representante aseguró que se trata de un proceso "lento" y "muy delicado".

Sobre cómo y cuando se produjo el ingreso, Javier confirmó que fue el marido de Raquel el que la llevo al hospital. "La llevó directamente al hospital su pareja, Isi, no la llevó ninguna ambulancia", especificó.

"La ingresaron la semana pasada no, la anterior", quiso aclarar. "El 30 de junio o 1 de julio", añadió dejando claro que lleva casi dos semanas hospitalizada.

La preocupación que existe por el estado de salud de Raquel Mosquera es muy grande entre su entorno familiar, pero confían en los profesionales. "El fin de semana están los médicos de urgencias, no se suele informar a la familia", comenta el mánager.

Lo único que prima en el entorno de Raquel es que mejore lo antes posible, algo que parece complicado a corto plazo. "El alta no nos preocupa porque está bien atendida en el hospital y lo que más nos importa es que ella esté bien", señala.

Completamente aislada de todo y de todos

Hace tiempo que la actividad de la peluquera en las redes sociales experimentó un descenso notable. Gran parte de ello se debió al documental de Rocío Carrasco, donde Raquel fue protagonista de un capítulo.

Días después, era su marido Isi el que la llevaba al hospital tras sufrir un brote psicótico. Tras recibir el alta, salió del centro de una manera un tanto peculiar y concedió una exclusiva hablando sobre lo ocurrido.

Ahora, permanece aislada en la planta de psiquiatría del Hospital Puerta del Hierro donde ha sido tratada en otras ocasiones. Allí no cuenta con teléfono móvil ni puede recibir visitas por las restricciones impuestas por la pandemia.

Recordemos que la viuda de Pedro Carrasco fue diagnosticada con un trastorno de bipolaridad en el año 2006. Un duro golpe que llegó poco tiempo después del fallecimiento repentino de su marido debido a un infarto.

Perder al que ha sido el amor de su vida, provocó en la peluquera un profundo dolor que acabó manifestándose de la manera más cruel. Desde entonces sus idas y venidas al hospital han sido continuadas, teniendo como nexo en común sus intervenciones televisivas.