Sofía Suescun sin escrúpulos: Los audios que delatan un terrible plan

La ganadora de Supervivientes 2018 pensaba engañar a todo el mundo

Sofía Suescun posando sonriente en el plató de GH VIP
Sofía Suescun | LND

Hay quién tiene buen gusto, hay quien lo tiene malo, hay quien lo tiene peor y luego está Sofía Suescun.

Ya sabemos que la televisión y la fama tiran mucho a mucha gente y los hay que están dispuestos a cualquier cosa con tal de seguir siendo una "celebrity". Pero esta vez esta chica se ha pasado tres pueblos.

Los audios que desvelan su repugnante plan

Alejandro Albalá visitó el plató de "Viva la vida" en Telecinco y echó por tierra el elaborado plan que Sofía Suescun y Kiko Jiménez idearon para vender la exclusiva de un falso embarazo cuando él estaba en "Gran Hermano VIP 7". 

Albalá ha enseñado unos audios de Sofía hablando sobre este montaje con su antiguo amigo Dani.

En el primero de los audios Sofía cuenta las indicaciones que le habría dado a su madre Maite Galdeano por si le preguntan en algún sitio por el asunto. Contar que no tiene ni pajolera idea y que empieza a pensar que Sofía no se lo cuenta todo.

En el segundo audio se puede escuchar a Suescun hablar sobre cuáles son sus intenciones para hacer este montaje: «Yo nada, porque el puto test pone que no, ¿sabes? Lo que tenía que haberle dicho igual al médico era que me hice un test de embarazo y que salía preñada. No sé tío, estoy "ralladísima".» 

Hacerse la mártir para congraciarse con el público

Según la versión de Albalá la ganadora de "Supervivientes 2018" y "Gran Hermano 2016" pretendía vender la pérdida del bebé para mejoras su imagen tocada después del incidente que tuvo con Kiko y la policía de Marbella el pasado año. 

Sofía y Kiko iban en coche cuando la Policía les dio el alto en plena carretera. La pareja trató de saltarse el control ignorando las indicaciones de las autoridades hasta que finalmente otro agente logró pararles.

Ella aseguró que todo fue una confusión. Creyeron que el agente les estaba invitando a pasar y no a parar. Hubo un forcejeo y Kiko acabó pasando la noche en el calabozo.

La idea era que la gente empatizase con ella: «Quería hacerse la víctima y me parece de ser muy despreciable», dijo Albalá muy indignado con la actitud de Sofía.

Desde luego nunca está bien mentir. Pero es que además hay temas que no tienen ninguna gracia con los que es mejor no jugar.


Comentarios

envía el comentario