Sonsoles Ónega en el plató de 'Ya es mediodía'

Sonsoles Ónega confiesa una de sus manías hasta ahora desconocida

La presentadora echa mano de una curiosa costumbre para llamar a la buena suerte

Sonsoles Ónega se está convirtiendo en uno de los rostros más visibles en la época más reciente de Mediaset.

De los informativos pasó a tener su propio espacio, el programa  'Ya es mediodía', y ahora se encuentra al frente, junto a Jorge Javier Vázquez, de `La Casa Fuerte´.

Precisamente, muchos se han sorprendido del cambio de registro que implica entrar en el mundo de los realities. Pero, para Telecinco, la versatilidad de sus presentadores estrella es algo muy valorado.

Así pues, todo parece indicar que Sonsoles va a tratar de tú a tú con las demás `vacas sagradas´ de la cadena, como el propio Jorge Javier, o también Emma García y Jordi González, entre otros.

No podemos negar que todo le va viento en popa, pero parece que ella atribuye parte de esta racha de buena suerte a aspectos más, digamos, intangibles.

La hija del veterano periodista atesora toda una serie de amuletos que consideran que le aportan ventura y le alejan la mala suerte.

Entre los objetos se encuentran dos castañas, un trozo de cuarzo, una cruz, un corazón de madera bendecido y una pulsera con la inscripción `All you need is Love´, según asegura en el diario `La Razón´.

Muchos pensamos que su ascenso mediático se debe más a elementos como el trabajo duro, el conocimiento del medio o los genes periodísticos, pero está claro que ella no descarta el azar entre las variables que deciden el tener éxito o no.

Y en el azar, para Sonsoles, no pueden faltar estos objetos fetiche sin los que no sale de casa bajo ningún concepto.

No es el único famoso al que le ocurre

Puede que la noticia sobre la presentadora nos haya sorprendido pero, vistos los casos de personajes conocidos con costumbres similares, no debería habernos cogido con la guardia baja.

En este apartado los deportistas parecen llevarse la palma, con sus costumbres antes de una competición.

Y de todos ellos, el tenista Rafa Nadal tal vez sea el caso más conocido: desde su conocido toque de calzoncillo antes de cada saque hasta la limpieza de las líneas del suelo.

Pero también encontramos supersticiones en otros campos, como la de tocar madera de Cameron Díaz, llevar consigo sus dientes de bebé como hace Heidi Klum o la costumbre de frotarse la cabeza de Penélope Cruz, por citar algunos.


Comentarios