El drama oculto de Torito sale a la luz en 'Viva la vida'

Torito se derrumbó al hablar de su enfermedad crónica y letal

Torito en el plató de 'Viva la vida'
El colaborador se ha sincerado con Emma García | Telecinco

Este domingo, Quique Jiménez, más conocido como 'Torito' dejó su personaje televisivo a un lado por unos minutos para someterse a la 'escalera de las emociones' de 'Viva la vida'. El reportero más dicharachero de Telecinco se abrió como nunca y desveló sus secretos más íntimos.

Durante la prueba, Torito se mostró muy crítico con la cadena en la que trabaja desde hace casi veinte años. «Estoy decepcionado con la profesión y con Mediaset» expresó el menorquín. El periodista se siente decepcionado con Mediaset por no haber contado con él en más programas.

El colaborador de 'Viva la vida' admitió que, durante el estado de alarma estuvo a punto de tirar la toalla, ya que considera que no le han dado la oportunidad de crecer dentro de la pequeña pantalla. «Creo que me merezco más que salir cinco minutos a hacer el bufón en un programa», decía al mismo tiempo que recordaba por qué está en 'Viva la vida': «Yo llamé para estar aquí porque no tenía trabajo», expresó.

Torito reveló algunos detalles de su vida sentimental. En el amor, dijo que «se ha chingado a todo el mundo» y que «siempre quiso ser padre soltero porque nunca encontraba el amor».

La enfermedad letal de Torito

Durante la escalera de las emociones, el periodista abrió su corazón como nunca antes lo había hecho. El reportero tiene mucho miedo a no poder ver crecer a su hijo por un delicado tema de salud. Quique Jiménez confesó un drama personal que le persigue desde hace 15 años.

Todo comenzó cuando un día volvía del supermercado y sintió que le faltaba el aire y se desmayó. Ese mismo día le ingresaron y desde entonces es «enfermo crónico de una de las enfermedades más letales del mundo». Torito aseguró sentirse bien, pero se somete a un duro tratamiento desde entonces.

«Es difícil hacer reír cuando tu corazón llora», una frase que impactó a la presentadora Emma García y al resto de sus compañeros.

Y tras abrir su corazón, Torito quiso dejar claro que nunca más hablará de su enfermedad públicamente y pidió comprensión y respeto, ya que no quiere hacer daño a su familia, que eran las únicas personas junto a su marido que eran conocedoras de su problema de salud.


Comentarios

envía el comentario