Diego Simeone en el banquillo

El Atlético se tambalea: Simeone ya no es intocable y piden su cese

Desde el Wanda Metropolitano están pidiendo su dimisión

Los aficionados han entrado en guerra. Creen que el Atlético que están viendo no es el que podría ser con otro entrenador y han arremetido con él. 

La pandemia ha afectado al Atlético de Madrid para mal. Están pasando por una situación en la que no se habían visto desde la llegada de Simeone. Han caído eliminados en la Copa del Rey en una ronda temprana por segundo año consecutivo.

A nadie le da la sensación de ver al Atlético de Madrid

Lo de la Copa del Rey es la gota que ha colmado el vaso. No es tan solo haber perdido en octavos de final contra la Real Sociedad que al final, a un partido puede pasar de todo. Es cómo han perdido y cómo están jugando en la competición liguera. 

Ayer la Real Sociedad pasó por encima del Atlético de Simeone. Los de San Sebastián mostraron un dominio muy claro en todas las facetas del juego y la plantilla del Atlético no pudo contestar. 

Esa es una tónica que se ha ido repitiendo durante la primera vuelta de la temporada. Quizás, los rivales no se imponian con tanta diferencia, pero el Atlético ha estado sacando puntos por la mínima. 

Han olvidado cómo defender

El conjunto de Simeone está irreconocible. Ese equipo sólido en defensa, el cual era infranqueable y no tenía fisuras, ya no existe. Ahora es un equipo que sufre mucho tratando de mantener la portería a cero.

Felipe del Atlético de Madrid
Fue una de las peores noches que se recuerda en términos defensivos | Europa Press

Felipe está en su peor nivel y Mario Hermoso no está siendo el jugador que se esperaba. Cometen errores que son fatales para el equipo y que suelen dejar vendido a Oblak, el cual tampoco goza de sus mejores días. 

Para añadirle más leña al fuego, Trippier se ha marchado en el mercado de invierno. El inglés aportaba salida de balón y contundencia por el carril derecho, que ha quedado a cargo de Vrsalijko. El croata simplemente no da el mismo rendimiento que Trippier, es un jugador de menos calidad y además juega fuera de su posición. 

Se les acaba la paciencia con João Félix

Tanto en defensa como en ataque no cambia la tónica. Los conjuntos de Simeone nunca se han caracterizado por ser goleadores, pero lo de esta temporada roza los mínimos. 

Luis Suárez parece que fue fruto de una temporada. El anterior curso se ganó ser la gran sorpresa de La Liga con 21 goles en su llegada al Atlético. Este año los 7 goles en la competición liguera no han ayudado de la misma manera.

El que está salvando al equipo es Ángel Correa, que lleva 7 goles y 4 asistencias. Otro que no convence a la afición es João Félix, que se le están acabando las oportunidades. 

¿Tanto talento para qué?

A todos estos factores hay que sumarle que no convencen aunque ganen. Simeone no está dando con la tecla para jugar al más puro estilo del Atlético. Es una plantilla de las más talentosas de España y su juego no corresponde al talento. 

La vuelta de Griezmann, el fichaje de Rodrigo De Paul y el buen estado con el que llegaba Llorente, parece haberse esfumado. Los aficionados no entienden como el Cholo no consigue potenciar a, quizás, la mejor plantilla de la historia del Atlético. 

Si a esto se le suma que Diego Simeone siempre ha estado bajo lupa por su sueldo, el técnico argentino está pendiendo de un hilo. Y aún le queda lo más complicado. 

Los del Metropolitano están cuartos en liga, empatados a puntos con la Real Sociedad y el Barça les persigue a 1 punto. Los dos próximos partidos colocarán al Atlético dónde le toca. Le esperan Valencia como locales y Barça en el Camp Nou. 

En Champions League se enfrentan al Manchester United, un enfrentamiento en el que se volverán a ver las caras Cristiano Ronaldo y el Atlético. 

El último año de Simeone

Esta temporada podría ser la última de Simeone si no consigue salvar la papeleta. En el caso de que no entren a Champions y queden eliminados en octavos, Cerezo podría llegar a rescindir el contrato del Cholo. 

Los aficionados ven intolerable el nivel que está mostrando el Atlético de Madrid. Desde que se asentó entre Real Madrid y Barça, es su peor año con diferencia. Partían como favoritos para ganar La Liga otra vez y se han estrellado.