Joan Laporta con Ansu Fati

Laporta le pide que vuelva: Se fue del Barça con 19 años y ahora puede ser su salvación

El presidente ha tenido que ir a buscar a uno de los mejores jugadores de La Masía de los últimos años

En el Barça se respira ADN de La Masía. Después del mandato de Josep Maria Bartomeu, donde se perdió gran parte de la esencia del juego del Barça, nadie reconocía al equipo. No se jugaba con el estilo que tantos títulos había aportado al club.

Se había abandonado ese estilo. Solo se hacían fichajes por renombre y no con sentido táctico. Esto, parece que se ha acabado con Laporta, Alemany, Jordi Cryuff y Xavi. 

"La Masía no se toca"

Este es uno de los grandes atractivos de este Barça. Se está intentando volver al estilo con el cual se consiguieron dos tripletes y los futbolistas de todo el mundo lo saben. El proyecto vuelve a llamar la atención. 

El contexto está ayudando a atraer a jugadores. En este caso, Laporta sabe dónde encontrar uno, que encajaría perfectamente con las necesidades de la plantilla. 

La directiva ha estado pendiente del que fue rival este año, Alejandro Grimaldo. El lateral izquierdo de 26 años fue una de las joyas de La Masía, pero tuvo la mala suerte de coincidir con el mejor momento de Jordi Alba. Ahora, Jordi Alba necesita un recambio y a la directiva no se le ha ocurrido nadie mejor que alguien que conoce la casa.

Larga trayectoria por las categorías inferiores

Grimaldo aterrizó en La Masía con 13 años, procendente del fútbol base del Valencia CF. No fue una estancia corta la del lateral, ya que estuvo hasta sus 22 años vinculado al Barça. 

Saltó al filial definitivamente en la temporada 12/13. Antes había jugado unos pocos partidos con el B, pero minutos residuales.

Grimaldo con el Barça
Coincidió con Carles Pérez y Aleñá | Twitter

Su época en el filial la cual duró hasta la 15/16, se vio marcada por una lesión del ligamento cruzado en 2012. Después de esa lesión, atrasó un poco su posición y se estableció como un lateral izquierdo puro. 

Jugando para el Barça B, Grimaldo disputó 92 partidos. Sumando 6 goles y 11 asistencias, casi todas en las últimas temporadas. 

Encaja perfectamente con lo que pide Xavi

Atrae al Barça por todo lo que ha conseguido sumar a su juego, en sus años en el Benfica. Se fue siendo un lateral izquierdo más defensivo y ahora, dejando impregnados sus años en el Barça, tiene mucho más trato de balón. Este es el principal motivo por el que Xavi querría incorporarle.

Sale con el balón jugado, mucho. Hace las veces en muchas ocasiones de carrilero izquierdo, con una posición más adelantada y le sienta bien. Xavi estaba acostumbrado en Qatar a jugar con carrileros. 

Además, Dani Alves y Grimaldo sería el panorama ideal para el Barça. Dani Alves no tendría que sufrir tanto con una banda entera para él y se podría crear juego por los dos costados. 

Una buena oferta para volver a casa

Entre sus últimas palabras a la prensa española que fueron: "el Barça siempre ha sido mi casa" y el proyecto actual, se podría conseguir su vuelta. Grimaldo tiene contrato con el Benfica hasta 2023, lo que significa que solo le queda año y medio.

Si los portugueses quieren sacar algo de dinero, tendrán que venderlo ya. Si no, parece que podría llegar gratis en 2023, la cual cosa no está dispuesta el Benfica. 

Grimaldo en un duelo con Gerard Piqué en el partido Benfica-Barça de Champions League
Esta temporada lleva 4 goles y 4 asistencias, números muy altos para ser lateral | SL Benfica

Desde el Barça quieren poner 20 millones encima de la mesa. Es su valor de mercado actual y creen que será suficiente.

Es un fichaje que necesita Xavi. No solo para que Jordi Alba vaya reduciendo su carga de minutos elevadísima, es que Grimaldo es un competidor. Tiene experiencia en Champions, está en uno de los dos más grandes de Portugal y encima es uno de los líderes. 

Esperar a Balde es un error. Todavía está muy verde y el Barça ya tiene demasiados proyectos de futuro. Necesitan presente y Grimaldo es una opción muy sólida.

EL VÍDEO DEL DÍA