Florentino presentación de Hazard

La comida que frustró el fichaje que más deseaba Florentino para el Real Madrid

Parece extraño que le salga mal algún fichaje al Real Madrid y más por una simple comida

Siempre hay una mística alrededor de como se forman los fichajes. Nunca se sabe bien como se negocian, ni donde. Las operaciones del fútbol siempre acaban dejando anécdotas curiosas que nos enseñan que a veces, los negocios no son tan complicados. 

Al Real Madrid además le rodea un aura especial. Florentino es único en lo suyo, considerado como uno de los mejores presidentes de la historia. Con lo que no suelen salirle mal los fichajes. 

En esta ocasión en concreto, poco pudo hacer Florentino para remediarlo. Es una de esas ocasiones en las que el dinero no lo compra todo. Un simple hecho que hace "click" en la cabeza de los implicados y hace que toda la situación cambie.

En búsqueda de galácticos

En 2009, el Real Madrid estaba rodeado de galácticos. Cristiano Ronaldo, Kaká, Raúl, van Nistelrooy, Lassana, Ramos, Pepe y demás complementos. Acababan de formar una nueva plantilla de estrellas y como es normal, Florentino no se conformaba con eso.

En aquel año, salió una oportunidad única. Los agentes de Franck Ribéry ofrecieron a su jugador a salir del Bayern de Múnich. Un Ribéry que llevaba dos años en Alemania y había marcado 33 goles y repartido 43 asistencias en esas dos temporadas.

Ribéry con el Bayern en la temporada 2008 - 2009
Ribéry con el Bayern en la temporada 2008 - 2009 | Eurosport

Toda Europa alucinaba con la nueva estrella francesa. Estaba eclipsando en aquella época a futbolistas como Klose o Luca Toni, leyendas totales del fútbol. Además de que ya había jugado el Mundial 2006 con Francia donde quedaron subcampeones, en aquella final con el cabezazo de Zidane. 

Con este contexto, Florentino quiso hacerse con sus servicios. Cómo no iba a querer en un Real Madrid en plena reconstrucción a un chico de 24 años que sumaba esas cifras. 

Así que se pusieron manos a la obra. En sus reuniones con los agentes, el Real Madrid luchaba con el Chelsea por hacerse con los servicios de Franck Ribéry. Acabaron llegando a ofrecer 80 millones de euros, ambos clubes.

Ribéry prefería irse a Madrid y su esposa, apoyándole, le dijo que si le hacía feliz se iban a la capital de España. Claro que el Bayern no se iba a quedar de brazos cruzados. Uli Hoeness, el por entonces presidente de la entidad, contó la anécdota que frustró los deseos del Real Madrid por aquella época.

El dinero no lo es todo

Hoeness cumple años el 5 de enero y como muestra de cercanía, invitó a Franck Ribéry y a su esposa Wahiba. Así que Hoeness junto a su mujer, prepararon una comida para los cuatro. Un día especial, ya que el presidente cumplía 70 años. 

Uli Hoeness ex presidente del Bayern
Uli Hoeness fue presidente en dos épocas: 2009 - 2014 / 2016 - 2019 | GTRES

Conociendo la religión y los gustos de Franck Ribéry y Wahiba, la esposa de Hoeness preparó halal especialmente para ellos. Quedaron maravillados con la velada y agradecidos por brindarles la oportunidad de pasar el aniversario de Hoeness. 

Fue tal la sensación que Wahiba le dijo a Ribéry: "Franck, nos quedamos en Múnich". Con humanidad, haciéndole sentir como en casa y mucho tacto, Hoeness consiguió que Franck se quedase en el Bayern. 

Siempre quedará esta anécdota en el recuerdo. Por suerte, al Real Madrid le fue bien sin Franck y a Ribéry le fue bien sin el Real Madrid.

Hoy Ribéry milita en la Salernitana de la Serie A, dando sus últimos coletazos al fútbol de grandes ligas. Dejó el Bayern en la 19/20, habiendo disputado 426 partidos y 124 goles con 192 asistencias. Sin duda un futbolista de época en la Bundesliga.