Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, durante la rueda de prensa de adiós de Zinedine Zidane

El futbolista que bebía 10 cervezas al día mientras estaba en el Real Madrid

El exfutbolista tuvo problemas con el alcohol en su carrera deportiva

Por el Real Madrid han pasado diferentes jugadores a lo largo de todos estos años, muchos de ellos se han convertido en leyendas. Hace más de diez años, un futbolista aterrizó en el club blanco con una mochila llena en su espalda, su adicción por el alcohol.

Se trata del ex lateral brasileño Cícero Joao, más conocido como Cicinho. El futbolista jugó en varios clubes europeos y militó durante casi dos años en el Real Madrid, en una época difícil y con muchos problemas para el jugador. 

Llegada de Cicinho al Real Madrid

El Real Madrid necesitaba reforzar la posición del lateral derecho y Cicinho, parecía ser el jugador perfecto. Incluso llegaron a rechazar la oferta de fichar a Dani Alves, procedente del Sevilla para fichar a Cicinho. 

El brasileño llegó al Real Madrid en enero de 2006, como uno de los últimos fichajes que hizo Florentino Pérez en su primera etapa como presidente blanco. Y no le salió muy bien la jugada porque el fichaje resultó ser un gran fracaso.

El club blanco le pagó 7,8 millones de euros al São Paulo, el club de su ciudad natal. Sus problemas con el alcohol le impidieron rendir al máximo. 

Cicinho llegó al Madrid en la época de los ‘Galácticos’, con Ronaldo, Figo, Zidane, Raúl, Beckam… Comenzó a brillar en Brasil con la camiseta del São Paulo, ganando la Copa Libertadores de 2005 y el Mundial de Clubes de la FIFA en ese mismo año. Su buen rendimiento llamó la atención del Real Madrid, pero al año y medio fue cedido a la Roma.

Su paso con la camiseta del Real Madrid fue un desastre. Solo jugo 32 partidos con los merengues. Las lesiones le impidieron dar su mejor versión y su adicción por el alcohol también. 

Problemas con el alcohol

Cicinho confesó que empezó a beber cuando era muy joven, con 13 o 14 años y no lo dejó hasta los 30 años. Estuvo bebiendo casi 20 años y llegaba a beber más de diez cervezas al día.

El exfutbolista explicó que al principio de su carrera deportiva solo bebía cerveza porque no tenía dinero, pero más tarde pasó a beber de todo y también tomaba cigarrillos.

Llegó a confesar que bebía tanto que llegaba a tener alucinaciones y se tatuaba para no notar dolor. 

Marry, su gran salvación

Durante su paso en la Roma, Cicinho conoció a Marry, su mujer. Ella fue quien le ayudó a desintoxicarse del alcohol. Gracias a ella, el jugador dejó de consumir alcohol y se alejó de los problemas. 

Cicinho se retiró en 2018 tras varias lesiones en la rodilla. Aunque le ofrecieron seguir jugando, el brasileño decidió que su etapa como futbolista había terminado. 

Ahora, Cicinho con 41 años y retirado como futbolista profesional, vuelve a brillar, pero bajo los focos de un estudio de televisión en Brasil, como comentarista deportivo. Su pasado lo ha dejado atrás y le ha servido para mejorar y aprender. Ahora lo que quiere es concienciar a los jóvenes sobre su problema y ser un ejemplo.