De luto por la muerte de Isaías

Isaías, muerto con tan solo 17 años jugando un partido delante de sus padres

El joven se estaba preparando para un torneo importante cuándo sucedió

El mundo del fútbol está de luto. El fallecimiento de Isaías ha traspasado las fronteras de su país, ya que el caso es estremecedor. 

Isaías, joven de 17 años, ha fallecido tras sufrir una repentina enfermedad jugando a fútbol. El adolescente estaba disputando su tercer día de pruebas con el Flamengo-Piaui, un equipo que se sitúa al norte de Brasil. 

Su padre, el principal espectador 

Isaías tenía de sueño ser futbolista. Según se ha podido conocer, el Flamengo-Piaui quería incorporar a sus filas al chico de 17 años. Iba a ser un fichaje para las categorías inferiores del club, se acercaba un torneo importante y le veían con cualidades.

Al estar en el tercer día de pruebas, el club no contaba con el historial médico del jugador. Todavía era demasiado pronto. 

Médicos antendiendo a Isaías
El episodio fue escalofriante | globo

El padre de Isaías era el encargado de llevarle a las pruebas. Este, cómo los anteriores días de prueba, lo llevó un día más. El padre se quedó de espectador durante el entrenamiento.

El joven comunicó a sus compañeros que tenía un malestar mientras corría. Disminuyó la velocidad, hasta llegar al banquillo. 

Una vez en el banquillo, se descompensó por completo. Los médicos del club acudieron a darle asistencia médica, pero fue en vano. El padre, había sido testigo de la muerte de su hijo de 17 años. 

"Nunca había presenciado algo así"

El conjunto en el que hacia pruebas era entrenado por Raimundo Soares, de 72 años. El entrenador no pudo hacer más que avisar a los médicos competentes. 

En sus declaraciones, deja claro que los médicos "brindaron muy buena atención". También dice, consternado: "a la edad que tengo, nunca había presenciado algo así". 

Raimundo decidió suspender todas las actividades del grupo después de lo presenciado. 

El presidente de la entidad, Rubens Gomes, todavía no se ha comunicado con la familia. Lo hará en las próximas horas y ha dejado al entrenador dar la cara. "Conoce mejor a los muchachos", indica el señor Gomes. 

Mucho miedo por parte de sus compañeros

El caso ha calado por completo en Brasil. Por la frialdad y la crueldad del propio fallecimiento. 

No tan solo porque el padre estuviese presente, también estaban compañeros y entrenadores. Compañeros, que al igual que Isaías, tienen 17 años y no están preparados mentalmente para ello. 

En España sucedió algo similar

Por desgracia en el fútbol, este no ha sido el único caso. En España, se sufrió un caso similar no hace tanto tiempo. 

La muerte de Isaías, irremediablemente, recuerda al fallecimiento de Antonio Puerta. Para aquellos que no lo recuerden, Antonio era un jugador del Sevilla. 

▶️ VÍDEO: Fallece Pablo Solé tras sufrir un accidente esquiando. Tenía solo 19 años

Puerta disputaba un partido de Liga contra el Getafe. En el minuto 30, cerca de la portería, cayó de rodillas y quedó tumbado en el césped del estadio. Él si abrió los ojos, pero no fue sinónimo de buenas noticias.

El futbolista de 22 años fallecía 3 días después por problemas cardíacos. Con una edad tan temprana y sin antecedentes médicos previos. 

Con esta historia, por muy desmoralizante que suene, se intenta decir que nada está por sentado y que hay precedentes en el fútbol. A falta de la autopsia por el fallecimiento de Isaías, las causas son desconocidas.

Se espera conocer en los próximos días las palabras de Flamengo-Piaui y de la federación brasileña de fútbol. Ambas entidades están actuando con la cautela que merece el caso.

A este fallecimiento en el mundo del fútbol se le suma el de Ahmet Çalik y el de Mateo de 18 años. Una semana negra para el balompié, sin lugar a dudas.