Joan Laporta en su presentación

Cobran millonadas, pero son un lastre: Laporta, desesperado al ver que nadie quiere estos 2 jugadores

El Barça no consigue la salida de dos futbolistas

La operación salida está activada. Laporta y Xavi tienen claro que necesitan echar a una serie de futbolistas que no aportan nada en el Barça. Y es que es el mítico 'dejen salir antes de entrar'. Pues solo esto permitiría a Laporta y a Xavi hacer la renovación que tienen en mente en el Barça. 

Hay piezas que está claro que deben abandonar el Barça. El problema es la decisión de los propios protagonistas y lo tienen difícil para deshacerse de dos de ellos. Se trata de Philippe Coutinho y Samuel Umtiti, dos de los jugadores que perciben el sueldo más elevado de la plantilla. 

Quieren dar salida a Coutinho y Umtiti

El Barça lleva tiempo queriendo vender a Coutinho y Umtiti. Xavi ha implantado una hoja de ruta donde ambos no están presentes, no están teniendo protagonismo en el club y no son imprescindibles. La intención del club es darles salida, uno en enero y al otro en verano para poder fichar a otros jugadores.

Los dos tienen un salario muy alto que perjudica la masa salarial para las incorporaciones urgentes del Barça. Coutinho se lleva 22 millones de euros al año y Umtiti 15 millones. Es mucho dinero por los pocos minutos que están jugando. 

Los dos futbolistas finalizan sus contratos en el 2023, pero el Barça quiere poner punto y final ya. El club sigue en busca de equipos que quieran al francés y al brasileño, pero no hay resultados. Nadie quiere pagar una ficha elevada por estos jugadores. 

Philippe Coutinho en la cuerda floja 

El Barça ya intentó buscar un equipo a Coutinho en verano, pero fue imposible porque el brasileño estaba lesionado. Coutinho tuvo otra oportunidad en el Barça para poder quedarse, pero no le ha ido bien.

Coutinho en el partido ante el Boca
El Barça trabajará para dar salida a Coutinho. | FC Barcelona

El brasileño ha sido el fichaje más caro de la historia. Costó más de 120 millones de euros  y no ha dado lo que el club ni la afición esperaban. El centrocampista empezó bien la temporada con Koeman, pero su rendimiento fue bajando hasta que cayó lesionado. 

Con la llegada de Xavi, el técnico confió en él y esperó recuperar su mejor versión. Pero parece ser que no ha sido así. Solo ha jugado de titular en la derrota ante el Betis (0-1) y ha aparecido en segundas partes en los partidos contra el Espanyol, Villarreal, Bayern y Osasuna. Solamente contra el Villarreal marcó un gol, y fue de penalti. Pocos minutos, casi ningún gol ni asistencia. Cifras que el brasileño no está acostumbrado a tener. 

Eso sí, hay una obviedad y es que Coutinho es un futbolista con mucha calidad y con una técnica única, además de un disparo potente. Esto lo hemos podido ver años atrás, pero se ha perdido. 

Al Barça le está costando mucho encontrar un equipo que esté dispuesto a pagar por el brasileño y él tampoco lo pone fácil. El Barça intenta colocar al futbolista en algún equipo de la Premier League, liga que ya conoce donde jugó en el Liverpool. 

La idea de Coutinho es quedarse en el Barça, pero el club necesita dar salida al brasileño. Es quien tiene la ficha más alta de la plantilla y con su salida se podría reforzar el equipo con otros jugadores. El centrocampista también necesita otro nuevo desafío donde pueda volver a recuperar la confianza y su mejor versión como futbolista. 

Samuel Umtiti sin minutos en el Barça

Pasa lo mismo con Umtiti, la ficha del jugador es muy alta y Xavi no cuenta con él. El Barça tiene claro que no tiene futuro en el Camp Nou y quieren que su salida sea inmediata. 

Samuel Umtiti en su acto de renovación con el expresidente Josep Maria Bartomeu
Samuel Umtiti en su acto de renovación con el expresidente Josep Maria Bartomeu.   | GTRES

La situación del francés en el Barça es complicada. Con Koeman, el central no tuvo minutos.Tampoco con Sergi Barjuan en su breve periodo y con Xavi al frente del equipo pasa lo mismo. Con él, solo ha sido titular en un partido ante el Osasuna y no dio buenas sensaciones.

El problema que tiene el club es que el jugador no quiere irse, quiere volver a recuperar su mejor versión y servir de ayuda en el conjunto culé.