Antonela y Leo Messi

Las peores Navidades de Messi y los suyos: Su 2022 también pinta complicado

El parón de Navidad le ha servido a Messi para reconducir su situación

Messi ha vivido un 2021 lleno de decepciones. La leyenda del fútbol mundial, abandonó su querida Barcelona destino París para fichar por el PSG.

El astro ya lleva más de 3 meses en "la ciudad del amor". En el Barça todavía no se creen que Messi ya no vista la camiseta blaugrana. 

Ha puesto el freno de mano

Leo ha visto necesario tomarse unas vacaciones. La realidad del 10 es que todavía no está adaptado a la ciudad y ha querido volver a su tierra natal. Siempre le reconforta a Messi volver a Rosario. 

Allí, está pasando los últimos días del año con Antonela y sus hijos. Sin duda unas vacaciones que le vendrán genial para desconectar y encarar los últimos 6 meses de competición de la mejor manera.

Volver a Rosario también ha sido un método de desconexión. El año de Messi ha estado cargado de altibajos.

Año de títulos pero no de alegrías

Primero, el Barça estaba situado como uno de los equipos más en forma de 2021. Firmaron una segunda vuelta de ensueño hasta que llegó el día del Granada y ahí se desplomó el equipo. Los de Ronald Koeman dejaron escapar una liga que estaba en las manos del Barcelona.

En Champions League fueron totalmente superados por el PSG de Kylian Mbappé. Un hat-trick en la ida sentenció la eliminatoria. Solo se pudó quedar con la Copa del Rey como título colectivo y el pichichi de La Liga, 30 goles y 11 asistencias hizo en la competición. 

Después, en verano, llegó la máxima alegría de Messi. Una Copa América de ensueño, 5 goles y 5 asistencias para liderar a Argentina. Por fin llegaba el ansiado gran título de selecciones para Leo.

Todavía saboreando la victoria con Argentina, llegaron las malas noticias. Joan Laporta declaró que el Barça no podía hacer frente a la renovación de Messi. Algo que acabó entre lágrimas y despedidas emotivas.

El PSG estuvo rápido en hacerse con los servicios del 10. Por suerte para todos, Leo sigue en el fútbol de élite europea, pero le está costando adaptarse. Los malos días de Leo con el PSG no taparon el trabajo de todo el año y fue galardonado con su séptimo balón de oro.

Volveremos a disfrutar de Messi en España

Le espera un 2022 que tampoco le va a dar tregua. La realidad es que en el PSG no ha logrado sumar sus mejores números. En Champions si que lo está haciendo bien, pero en Ligue 1 solo suma 1 gol y 5 asistencias. 

Pochettino le necesita para la segunda vuelta. En Francia no le van a exigir un mejor nivel en liga si acaba reinando en Europa, que es el objetivo principal del PSG. 

Leo Messi en Champions League
En liga no, pero en Champions League le sonríe la suerte a Messi | Europa Press

Caprichos del destino, su rival en octavos de final es el Real Madrid. No hay duda de que para Messi, jugar en el Santiago Bernabéu siempre es especial. Un duelo que encima tiene rivalidades por todos los lados y que al final se decidirá por mínimos. 

A finales de año le espera la cita más importante de su carrera. Quizás, la que pueda elevar el estatus de Leo Messi a un siguiente nivel, si es que lo hay. En 2022 se juega el mundial.

TE PUEDE INTERESAR: Messi no cierra la puerta a volver al Barça 

Qatar 2022 podría ser el quinto y último mundial del argentino. La selección llega en el mejor momento posible, cuentan con un gran centro del campo y un portero sólido, algo que necesitaban sí o sí para ganar. Messi quiere intentar la misma gesta de la Copa América y levantar la Copa del Mundo. 

Las vacaciones de Navidad de Messi, son como el refrán. La calma que precede a la tormenta.