Carlo Ancelotti en el banquillo

El Madrid se lleva el clásico, pero hay un detalle del Barça que les pone de los nervios

El Real Madrid se lleva un clásico ante el Barça que ha sido un toma y daca constante y que se ha decidido en la prórroga

Ha llegado otro gran partido, y sí, el Barça ha vuelto a palmar. Pero lo ha hecho de manera diferente: fiel a su estilo y llegando a poner el Real Madrid contra las cuerdas. Los de Ancelotti saben sufrir y acaban clasificándose para la final de la Supercopa de España, pero se vuelven al vestuario con algo que no esperaban: ven como el Barça ya ha resurgido de sus cenizas. 

Los de Xavi Hernández, que ya acumulaban un sinfín de chascos en sus grandes citas, han sabido competir y jugar de tú a tú a un Real Madrid que les saca 17 puntos en Liga. Eso sí, los blancos han demostrado que continúan un peldaño por encima y ha sabido jugar sus cartas a la perfección. El Barça les ha llevado al tiempo extra, sí; pero ha sido ahí donde el Real Madrid ha sacado todo su oficio y ha amarrado el triunfo. 

Pero ojo, la realidad ha cambiado. En el Barcelona ya ven brotes verdes y en Madrid saben que tienen que empezar a mirar el Barça con otra cara. 

Xavi Hernández en la banda
El Barça de Xavi se ha mostrado mucho más maduro en este clásico. | FC Barcelona

Un toma y daca constante entre Barça y Madrid

En la primera mitad Vinicius había puesto por delante a los blancos (0-1) y De Jong había empatado para los de Xavi (1-1). La intensidad predominaba, la calidad parecía relegada a la segunda mitad. 

Y así ha sido. Lo ha sido, básicamente, porque ha aparecido un mago en cada equipo: Benzema en el Madrid y Ansu Fati en el Barça. El delantero galo ha puesto el Real Madrid por delante a 20 minutos para el pitido final tras un buen disparo desde la frontal y el madridismo ya se frotaba las manos (1-2). A poco del final, los blancos rozaban la gloria. 

Lo que no esperaban, pero, fue la irrupción de Ansu Fati (2-2). En el 83', el killer culé ha cabezeado a la perfección un centro lateral de Jordi Alba y ha hecho añicos los sueños blancos. Todo se iba al alargue. Y ahí ha terminado todo cuando Fede Valverde dinamitaba el guión con la sentencia definitiva (2-3). 

Se las prometía muy felices el Real Madrid

Y es que el Real Madrid este año es una apisonadora. Los blancos están intratables. Con el Barça a 17 puntos en LaLiga, los de Ancelotti parece que lo tienen todo hecho para levantar el título liguero. Para más inri, los de Carlo Ancelotti han demostrado un nivel altísimo durante toda la temporada. 

Vinicius se ha establecido como uno de los mejores jugadores del conjunto blanco y Karim Benzema no decae. Están siendo la clave del Real Madrid, el cual no desentona en ninguna línea. Courtois está intratable. Le da puntos al equipo, cosa que es muy difícil hacer siendo portero. En los partidos con un marcador ajustado, siempre aparece para dejar su calidad en el campo. 

En la defensa, solo una mala noticia, el lateral derecho. Por lo demás, Alaba y Militao están siendo de las duplas de centrales más sólidas de Europa. Pero ay amigos, el fútbol da muchas sorpresas y el Barça le ha dado una buena hoy al Real Madrid. 

Algo ha cambiado en el Barça

Xavi Hernández en una imagen en el banquillo del Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla
El Barça de Xavi ya parece otro. | Europa Press

Y es que sí, ha llegado otro gran partido y el Barça ha vuelto a palmar. Pero sería injusto no reconocer que algo ha cambiado. Los de Xavi han tenido la victoria en su abasto en gran parte del partido y solo Benzema, Vinicius y Fede Valverde han sido capaces de neutralizarles. 

Con un juego que da esperanzas a la parroquia culé, los de Xavi demuestran en Qatar que no han dicho su última palabra. Ni mucho menos. Al Barça le queda ahora centrarse en LaLiga para así conseguir la necesaria plaza de Champions League o apostarlo todo en la Europa League, cuya consecución les daría el billete para la próxima ronda europea.