Florentino Pérez

En el Real Madrid se rieron de él y le ningunearon: Ahora es millonario y tiene una vida de ensueño

El exfutbolista del Real Madrid dejó su vida del fútbol aparte y ahora es millonario

Hay un jugador que dejó huella en el Real Madrid. No por su calidad de juego ni por sus goles, tampoco por los títulos ganados. Sino por su carácter, su dureza y sus varias polémicas.

Un exfutbolista que en el fútbol no le ha ido muy bien, pero que ahora vive una vida de lujo en Las Vegas. Se trata de Thomas Gravesen, apoderado el ‘Ogro’ que jugó en los galácticos del Real Madrid.

El 'ogro' del Real Madrid

Thomas Gravesen empezó su carrera como futbolista en el equipo de Velje,  en 1995. Ya en el club apuntaba maneras de ser así. Pasó por el Hamburgo y llegó al Everton. Allí fue donde el club blanco se interesó por él. El Madrid buscaba un jugador que pudiera suplir la posición de Makelele. El ex director deportivo del Real Madrid, Arrigo Sacchi le gustó y lo trajo a España. 

Fue en 2005 cuando llegó al club blanco por 3 millones y medio de euros. Llegó al equipo de los galácticos, compartió vestuario con Iker Casillas, Zidane, Guti, Roberto Carlos, entre otros.

El jugador no destacó por su habilidad con el balón, sino por su carácter especial. Thomas Gravesen fue uno de los centrocampistas más duros, haciendo entradas desmesuradas y le apoderaron el ‘Ogro’.

Cada vez que salía al césped ponía sus caras de loco y era capaz de poner en peligro su físico durante un partido. De ahí se popularizó una jugada llamada ‘gravesinha’, se trata de un movimiento muy brusco de rodilla.

El Real Madrid dice basta: Se peleó con Robinho

Su final en el Real Madrid fue desastroso. Vistió de blanco un año y medio y consiguió calar en los aficionados madridistas. Thomas Gravesen fue considerado uno de los peores fichajes de la historia del Real Madrid.

Sus compañeros de equipo le temían por su carácter y protagonizó varias polémicas. Tenía peleas con mucha gente y le partió un diente a Ronaldo, jugador de su equipo en los galácticos.

En la temporada 2006-2007, Thomas Gravesen tuvo una pelea con Robinho. Fabio Capello, el entrenador de esa época lo sentenció y fue ahí cuando acabó su etapa en el Real Madrid.

Se marchó al Celtic de Glasgow y luego volvió al Everton. En los dos clubes estuvo un único año.

De ser futbolista a ser un empresario millonario

Más tarde, en 2009 Thomas Gravesen decidió retirarse al no encontrar equipo. Solo tenía 32 años cuando decidió colgar las botas. Durante todo este tiempo no le ha ido nada mal. 

El futbolista se dedicó a invertir en bolsa y a tener negocios. Con sus beneficios se mudó a Las Vegas, donde reside actualmente. No en una casa normal, sino en una mansión valorada ni más ni menos que en 6 millones de euros.

Thomas Gravesen vive en un resort junto a su novia Kamila Perse y al lado de grandes estrellas como Nicolas Cage o la leyenda del tenis Andre Agassi.  

El jugador ha pasado de jugar a fútbol a invertir dinero en negocios y a tener pasión por los coches de lujo y el Poker. Ha ganado mucho dinero  jugando a cartas, pero también ha perdido.

Gravesen está alejado del mundo del fútbol y de la luz pública. El exfutbolista está centrado en su vida en Las Vegas y en sus negocios. Thomas Gravesen vive una vida de ensueño imaginable