Imagen de Ancelotti en el Bernabéu

El Real Madrid pincha con el rival más inesperado y Ancelotti señala a un jugador

La última vez que fue titular, el Real Madrid también pinchó: esta temporada lo va a tener muy pero que muy crudo

No todos los días sale el sol. El Real Madrid se las prometía muy felices cuando sabía que recibía uno de los rivales más débiles de la categoría: el Cádiz. Pese a ello, las cosas hoy han salido del revés a los de Ancelotti, que se la han pegado una vez y otra contra la zaga gaditana.

¿Y sobre quién estaban hoy todas las miradas? Sí, obvio: sobre Eden Hazard. El belga, que no era titular desde el partido ante el Sheriff en Champions League (que el Madrid perdió), estaba ante el escenario propicio para resurgir. Pero nada más lejos de la realidad, Hazard ha vuelto a ser el jugador gris que nada se parece que llegó del Chelsea y el Bernabéu se ha hartado, de nuevo, de su juguete roto (0-0).

A pesar de una leve mejoría en la segunda mitad (celebrada por el Santiago Bernabéu), Ancelotti lo ve claro: si no mejora, esta temporada lo va a tener muy pero que muy crudo.

Sin Modric no hay paraíso

El centro del campo se veía gravemente tocado con la baja de Luka Modric. El croata lo había jugado casi todo hasta el momento de dar positivo. Se había mostrado como el "quarterback" del equipo, un termómetro. 

Sin él, el equipo no ha funcionado. La suerte no ha acompañado a Carletto y el Real Madrid se la ha pegado una y otra vez contra el muro de Conan Ledesma. 

A pesar del empate, con Carlo, el Real Madrid está convenciendo a Florentino y a la directiva. Hacía temporadas que no demostraba un nivel de juego tan expeditivo, el cual permite soñar con títulos. Por primera vez, el Madrid se sitúa candidato principal a llevarse el triplete. 

Fase de grupos Champions, celebración Real Madrid
En fase de grupos de la Champions han sido superiores a todos | Europa Press

La imagen de Europa está en la capital

Benzema tampoco ha estado bien hoy. A pesar de ello, el francés no ha parado de marcar goles desde que llegó a la capital. Nadie tenía dudas de que iba a coger las riendas con la marcha de Cristiano y así ha sido.

La sorpresa ha venido esta temporada con Vinicius Jr. El brasileño está viviendo una explosión de su juego que le está generando más confianza de la que tiene en sí mismo. El nivel de Vinicius no es fruto de la casualidad.

El extremo izquierdo se exprime a él mismo como a nadie. En su juego la temporada pasada destacaba la insistencia de cara a portería. No importaba lo que fallase que seguía intentándolo hasta conseguirlo. 

Pues al final ha llegado esa subida de nivel, como si de un videojuego se tratase. No para de sumar cifras, al igual que no para de dejar por el camino a laterales derechos. La dupla Benzema-Vinicius se ha establecido como la más potente de Europa.