Joan Laporta en su presentación

¿Y si vuelve? Se quiere ir del PSG y no ve con malos ojos volver al Barça

No se adapta en París y podría volver al FC Barcelona

No, no es Leo Messi. De momento. Se trata de Rafinha Alcántara. Exjugador del FC Barcelona y actual en el PSG. El brasileño no está cómodo en el club parisino y su futuro está en el aire. La cosa está clara: se quiere ir y podría volver a Can Barça para la próxima temporada. 

Pocas opciones en el PSG

Rafinha se fue del Barça al PSG en 2020 del verano pasado. Fue un fichaje imprevisto de última hora. Al brasileño todavía le quedaba un año de contrato con el club blaugrana pero Koeman no contaba con él.

El Barcelona le facilitó la salida y el jugador firmó por tres temporadas con el club parisino hasta 2023. El Barcelona le dejó marchar, pero se guardó un 35% de una futura venta del jugador. 

En el club de París, Rafinha se integró bien en la plantilla. Se reencontró con su gran amigo Neymar, que fueron compañeros del Barcelona y de la Selección Brasileña.

Al principio, con el técnico Thomas Tuchel, Rafinha tuvo algo más de protagonismo. El entrenador alemán necesitaba un perfil como él, con calidad y con buen juego de pies en el medio del campo. Le dio la oportunidad de poder demostrarlo.

 

Sin embargo, llegó Pochettino al PSG y el lugar de Rafinha cambió. El brasileño no tuvo buen comienzo de año, se vio afectado por el Covid-19 y por la llegada del nuevo técnico. Su rendimiento bajó y le ha costado coger ritmo de competición. 

Con el entrenador argentino, Rafinha ha quedado en segundo plano. El jugador sabe que lo tiene difícil ser titular porque tiene mucha competencia en el medio del campo. El futbolista ha intentado convencer con su calidad a Pochettino, pero no tiene muchas opciones. 

Si el club parisino finalmente consigue vender al jugador, el Barcelona saldrá beneficiado y se llevará una pequeña parte. 

Una salida agridulce 

Rafinha se formó en la cantera del Barça. Entró en la Masía cuando tenía 13 años y donde ya estaba su hermano Thiago. Año a año, pasó por todas las categorías y en la temporada 2010-2011 debutó con el filial blaugrana que en ese momento entrenaba Luis Enrique.

No fue hasta noviembre de 2011 que debutó con el primer equipo de la mano de Pep Guardiola. En esa temporada coincidió con su hermano Thiago que estaba en la plantilla del primer equipo. 

Su mejor época en el Barcelona fue en el 2014  con Luis Enrique como entrenador, quien confió en él.

El técnico ya le había entrenador en el filial y en el Celta de Vigo y esta vez le tocaba demostrar toda su transición aprendida. Y así fue. El brasileño logró un año maravilloso en el club azulgrana.  

¿Vuelta a Barcelona?

Con los años, Rafinha ha ido demostrando su talento y su calidad en el medio del campo. Es un jugador joven que todavía le queda mucho por dar y quiere volver a triunfar.

Rafinha en un derbi contra el Espanyol
Rafinha en un derbi contra el Espanyol | FC Barcelona

Rafinha fue un hombre importante para el club blaugrana y no ve con malos ojos volver a la que fue su casa, donde nació como futbolista profesional.